EFE.- El gigante estadounidense de software y servicios informáticos Microsoft anunció este martes unos beneficios netos de 20.505 millones de dólares en los tres primeros meses de su ejercicio fiscal 2022, un 48 % superiores a los 13.893 millones del mismo período del ejercicio pasado.

La empresa con sede en Redmond (estado de Washington, EE.UU.) facturó entre julio y septiembre 45.317 millones de dólares, en su mayoría provenientes de los servicios, y por encima de los 37.154 millones obtenidos en septiembre de 2020.

Por su parte, los inversores de la firma se embolsaron durante el pasado trimestre 2,73 dólares por título, frente al dólar con 84 centavos de hace un año.

Además de ser el segmento de negocio que más factura para la compañía, los servicios también son el de mayor crecimiento, a un ritmo del 34,4 %, frente al 5,24 % experimentado por la división de productos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Entre los servicios que más crecieron se encuentran LinkedIn Marketing Solutions (61 %), Azure y otros servicios en la nube (50 %) y el software de gestión para empresas Dynamics 365 (48 %).

Por su parte, el negocio en torno a la videoconsola de Microsoft, Xbox, que el año pasado vivió una subida sin precedentes a causa de la irrupción de la pandemia de covid-19, en los pasados tres meses creció únicamente un 2 %.

En un intervalo intermedio de entre el 10 y el 12 % de crecimiento interanual de la facturación se sitúan los productos vinculados al sistema operativo Windows, que durante décadas fue el estandarte de la compañía pero que en los últimos años ha perdido preeminencia.

Hace sólo unas semanas, Microsoft sacó al mercado Windows 11, la primera actualización del software desde 2015, y en el que el menú de inicio y los iconos de las aplicaciones más usadas se han movido de la esquina inferior izquierda de la pantalla (donde se encuentran en Windows 10) al centro.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Las cuentas de Microsoft fueron bien recibidas en Wall Street, donde las acciones de la compañía subían un 1,44 % hasta los 314,90 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.