EFE.- Amnistía Internacional (AI) pidió a los líderes del G20 “una distribución mundial equitativa de las vacunas de Covid-19” con motivo de la cumbre que se celebrará los días 30 y 31 de octubre en Roma.

“Mientras que los índices de vacunación en los países del G20 están en torno al 63%, en los países con ingresos bajos y medianos solo ha podido vacunar al 10% de la población“, indicó la secretaria general de AI, Agnès Callamard, en un comunicado en el que se pide a los dirigentes que no vuelvan a “repetir su fracaso para garantizar la igualdad de acceso a las vacunas”.

La distribución de las vacunas dio “esperanza a un mundo paralizado por Covid-19 y salvó millones de vidas”, destacó Callamard, aunque señaló el aumento de muertes a causa de la enfermedad desde entonces: “Desde que se administró la primera vacuna, la tasa de muertes (…) ha aumentado de 1.3 a casi 5 millones de personas en 2021 debido a las graves desigualdades de acceso”.

“El grado de egoísmo y avaricia que reflejan estas muertes es infinito”, reprobó Callamard, quien instó a los países más ricos a “compartir” de manera inmediata sus vacunas “por el interés superior de todo el mundo”.

Leer: Merck pacta ampliar la fabricación de genéricos de píldora contra Covid-19

La secretaria general de AI reconoció la disposición de algunos países a redistribuir vacunas, aunque “muchos aún no han anunciado un calendario concreto para hacerlo y varios no lo harán hasta septiembre del año que viene”.

Las vacunas deben compartirse ya (…), sobre todo si queremos garantizar la reapertura de las fronteras y la recuperación de la economía global de un modo justo”, apremió, en una petición que AI realiza junto con miembros de la Alianza Vacuna para el Pueblo.

AI tiene en marcha una campaña global, lanzada el pasado septiembre, por la que pide vacunar al 40 % de la población de los países de ingresos bajos y medios antes de que acabe 2021.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook