Por Natiana Gándara / Prensa Libre

Entre los proyectos de inversión del Corporativo Marhnos en Guatemala para los próximos cinco años, se encuentra el desarrollo de infraestructura vial en el país y para ello destinará unos Q3 mil 200 millones (US$415 millones aproximadamente), indicó Sandro Testelli, director de la empresa en el país.

El ejecutivo afirmó que se buscan madurar la experiencia que se ha adquirido en las más de dos décadas de operación del peaje Palín-Escuintla, ya que “Guatemala es un mercado importante y el compromiso es reforzarlo”.

“Estamos analizando proyectos urbanos e interurbanos de índole privado porque la dinámica es diferente a los públicos y tenemos una expectativa de inversión de Q3 mil 200 millones en los próximos cinco años, si las coyunturas y propuestas tanto públicas, como privadas, se vayan dando. Por lo tanto, es un plan ambicioso”, expresó.

El director de Marhnos afirmó que ya se realizaron pláticas con algunas autoridades del gobierno central y municipalidades y aunque los detalles aún son confidenciales, compartió que se trata de dos proyectos interurbanos y uno urbano.

Atracción de inversión

Jorge Toruño, presidente de la Asociación Guatemalteca de Contratistas de la Construcción (AGCC) afirmó que la inversión que está proyectando Marhnos para los próximos cinco años es positiva porque genera confianza en otros inversionistas y puede sentar un precedente para atraer a otros interesados en temas de infraestructura.

“Que empresas como Marhnos estén interesadas, denota que hay un mercado latente y hay una confianza en el desarrollo del país para poder invertir”, enfatizó Toruño, al indicar que deberían construirse algunos libramientos urbanos o interurbanos para mejorar la conexión entre localidades como Villa Nueva, Mixco, Boca del Monte y Santa Catarina Pinula, así como su acceso a la ciudad capital y el resto del territorio.

“Además, se podrían hacer más en la provincia, en lugares donde se evidencia un alto crecimiento poblacional y de comercio, como las ciudades intermedias”.

Ayer, durante la inauguración de Construfer, Foro de Negocios 2021, que se lleva a cabo del 26 al 29 de octubre del presente año, en la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), tanto el alcalde de Santa Catarina Pinula como el de Guatemala, expresaron la necesidad y la anuencia a analizar proyectos que interconecten las metrópoli y reduzcan el tiempo que las personas pasan en el tránsito.

“Hay proyectos que dependen de los gobiernos municipales y otros del gobierno central”, explicó  Toruño. Por ejemplo, Sebastián Siero, alcalde de Santa Catarina Pinula, comentó sobre la interconexión entre la zona 16 y 17 con Carretera a El Salvador y Santa Catarina con Boca del Monte, ya sea con libramientos o puentes, porque son conexiones fundamentales para el desarrollo económico local.

Erwin Deger, presidente de CGC, comentó durante el evento que el sector de la construcción está activo y espera crecer un 7% este año, como lo estimó el Banco de Guatemala. Sumado a que representa un 4.5% del Producto Interno Bruto (PIB) y el “efecto cascada” que genera, deja una huella de 10% en la economía nacional.

“Por lo anterior, la infraestructura es fundamental porque acerca a las personas, reduce los tiempos y costos, facilita el comercio interno y las exportaciones, que son necesarios para volvernos más competitivos y tanto el gobierno central, como las municipalidades, tienen definidos los proyectos para los próximos años”, refirió Deger.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Al respecto, el viceministro de Inversión y Competencia del Ministerio de Economía, Lisardo Bolaños, resaltó que el desarrollo de la economía de la mano del sector de la construcción implica apostar por una mayor urbanización y densidad que permiten la provisión de servicios públicos de mayor calidad, para mejorar las condiciones y calidad de vida de la población guatemalteca. Y en estas ciudades, se generan las oportunidades de desarrollo.

“La construcción representa un 4.2% del PIB y este sector puede crecer de dos a tres veces en los próximos diez años porque hay oportunidades en infraestructura, vivienda y fábricas. Por lo tanto, es vital prestar atención para que ese crecimiento se genere”, puntualizó.

Cumplimiento y calidad

Para Toruño, los contatistas privados deben cumplir los mismos requisitos que se exige a los públicos. Es decir que cuando terrenos privados se deban expropiar o comprar, “lo importante es que se cumplan todos los requisitos, porque nadie dejará su dinero en estudios o construcciones mal hechas”.

En el ámbito público, recientemente se han evidenciado obras con muchas fallas, como el Libramiento de Chimaltenango, por no tener los estudios correctos y exceso de problemas en la construcción, recordó Toruño.

Si es un proyecto de este tipo, “la normativa de la licitación es clara y el problema es cómo se adjudican las obras y luego, cómo se ejecutan. Hay algunos temas técnicos que se están actualizando, pero esa normativa implica la licitación y cumplir varios requisitos. Cuando es un proyecto privado, el dueño del terreno debe poner sus condiciones y lo hace más práctico porque nadie invertirá en algo mal diseñado o construido”, planteó Toruño.

Añadió que cuando es un proyecto público-privado, se necesita de voluntad política y en ese caso, es el Congreso el que debe impulsar a la Anadie para que se puedan desarrollar los proyectos. “Invertir de manera correcta con voluntad política que tenga como prioridad al país, solo traerá beneficios con una mejor infraestructura y reducción en costos de transporte, que generaría en la población un impacto por la baja en la canasta básica y creación de empleos”, concluyó el directivo.

Micivi analiza opciones

El director de Marhnos Guatemala informó que han estado en contacto con las autoridades de la Unidad de Concesiones del Ministerio de Comunicaciones por el tema de la transición y el proceso que se vivirá en abril del 2023, cuando tendría que regresar el peaje Palín-Escuintla al Gobierno de Guatemala.

“Comprendemos que el Estado no está en posición accesible y en condiciones de llevar un control de estas características. En la operadora tenemos 120 colaboradores y para un ministerio sería difícil contar con una estructura acorde al contrato”, señaló Testelli.

Por lo tanto, hay intención de evaluar dos opciones: reprogramar la concesión o hacer un contrato de mantenimiento de operaciones. “Hay varias ideas que se están manejando y estamos atentos a que decidan lo mejor y estaremos presentes”, aseguró.

El factor tiempo es importante y es un proceso que está en pláticas con las autoridades, por lo que se analiza el expediente, mientras se esperan las disposiciones sobre la participación del gobierno.

En opinión de Toruño, de la AGCC, lo prudente es extender la concesión al actual concesionario porque valida la calidad y la mantiene. Pero si el ministerio detecta trabajos que son necesarios para mejorar, también debe hacerlo ver para que sean parte de la nueva negociación.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Testelli agregó que la inversión del pase prepago SivaPass, lanzado recientemente, fue difícil, pero el servicio a los usuarios es prioridad, especialmente los fines de semana, cuando crece el flujo vehicular en un 30% (en comparación con un día normal) y eso estaba generando contingencias que fueron detectadas desde hace ocho meses.

“Por lo tanto, fue un proyecto en el que se identificó la problemática y la solución, por lo que trajeron a los proveedores con la tecnología, que es de origen europeo. Por lo tanto, lo importante fue generar ese costo-beneficio”, concluyó.

*En alianza con Prensa Libre