Reuters.- La propietaria de un estudio de cocina para mascotas de Corea del Sur ha puesto en marcha una clase de repostería en la que los seguidores de la serie de televisión de Netflix “El juego del calamar” pueden compartir la diversión de Halloween con sus perros haciéndoles galletas.

Las golosinas para perros sin trigo tienen forma de dalgonas, los caramelos de azúcar popularizados por la serie, así como la de los guardias con monos rojos y máscaras negras que aparecen en el thriller de nueve capítulos, dijo la propietaria de la tienda Lee Jin-sun, que tiene un caniche maltés de un año llamado Geumdong.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“No podemos ir a las fiestas de Halloween estos días (debido al COVID-19). Así que, después de ver ‘El juego del calamar’, se me ocurrió hornear estas galletas que le encantan a mi perro”, dijo sobre las golosinas, en las que utiliza arroz y coco molido en lugar de trigo, además de remolacha y algarroba como colorantes.

Los cupos para clases presenciales e individuales de Lee ya están copados para octubre.

“Es como una versión canina de ‘El juego del calamar’. Es muy divertido y parece que al perro también le encanta”, dijo Hwang Hye-won, quien se unió a Lee para la clase de repostería esta semana, ofreciendo una galleta a Geumdong, que vestía un disfraz para perros con la temática de los buzos verdes del programa.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“El juego del calamar”, que se estrenó el 17 de septiembre, se convirtió en la serie original de Netflix más vista en su primer mes, ayudando al principal servicio de streaming del mundo a sumar 4,38 millones de nuevos suscriptores.