Por Maureen Sweeny

La palabra curiosidad está abierta a interpretación. “La curiosidad mató al gato”, es una advertencia de los peligros de la investigación y la experimentación innecesarias. Pero creo que los ejecutivos deben ser curiosos, desafiando constantemente a sí mismos y a los demás.

Eso es lo que se necesita para seguir siendo relevante y competitivo. El crecimiento y la comodidad no coexisten.

Aquí hay algunos consejos que puedes seguir para mantener la curiosidad, seguir siendo relevante, ser competitivo y crecer.

Evita ponerte demasiado cómodo

Cada vez que me he sentido cómoda en un papel, sabía que tenía dos opciones. Podría seguir sin hacer nada, o podría desafiarme a mí misma para desarrollar nuevos músculos y aprender algo nuevo. Podría cambiar de rol y saltar al fondo de la piscina, y podría intentar descubrir cómo nadar rápido.

Los líderes de desarrollo empresarial tienen la misma opción. Pueden seguir desafiándose a sí mismos o pueden seguir con el status quo. Pero es fundamental que sepas: los líderes que se sienten demasiado cómodos acaban por tener problemas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las organizaciones que no se consideran empresas de crecimiento creativas e innovadoras a menudo tienen dificultades para atraer al mejor talento. Debido a que no pueden contratar y retener a los mejores talentos, estas empresas pueden perder relevancia con sus clientes y el negocio se verá afectado. Es una espada de doble filo. Evita estos problemas y sigue adelante saliendo de tu zona de confort y manteniendo la curiosidad.

Reevaluar todo el tiempo

Los mejores equipos de liderazgo empresarial están constantemente reevaluando y subiendo la vara de sí mismos. Estos líderes continúan preguntándose: ¿Qué podemos hacer mejor, diferente, más?

Hazte estas mismas preguntas. Considera si realmente conoces a tus clientes. Analiza si estás brindando experiencias sobresalientes tanto a tus clientes como a tus equipos.

¿Te desafías constantemente a ti mismo? ¿Estás innovando y transformando tu empresa? ¿Estás abierto a nuevas ideas? ¿Estás aprendiendo tanto de tus errores como de tus éxitos? Mantente alerta y competitivo preguntando, y trabajando para abordar tales preguntas.

Busca ayuda externa cuando la necesites

Pregúntate si tienes las capacidades y competencias internas necesarias para crear una diferenciación competitiva. De lo contrario, busca ayuda de un socio externo con esa experiencia.

Tu socio no necesita necesariamente tener experiencia en un sector específico. Empresas de todos los sectores se han visto interrumpidas por la pandemia de Covid-19 y la tecnología digital. Las competencias que probablemente necesitarás trascienden los límites de la industria.

Hoy en día, todos los negocios son esencialmente un negocio de tecnología. Por ejemplo, los bancos no están simplemente en la industria de servicios financieros. Más bien, los bancos son empresas de tecnología que utilizan datos y conocimientos para tomar decisiones rápidas que generan ingresos.

Pelar la cebolla

Interactúa con un socio que tenga un punto de vista diferente y sea transparente contigo. Selecciona un asesor que no tenga miedo de hacer muchas preguntas y que tenga fuertes habilidades para escuchar.

Esto permitirá que su socio comprenda mejor tu negocio. También te ayudará a “pelar la cebolla”. Utiliza la curiosidad de las partes interesadas internas y externas para comprender mejor a tus clientes, mercados, competidores, propuesta de valor y la salsa secreta que lo hace especial.

Esto es importante porque la gente no siempre dice lo que quiere decir. Hacer preguntas y escuchar atentamente ayuda a descubrir qué impulsa los comportamientos y los problemas que debe resolver. Si no comprendes la motivación o un problema, tu solución invariablemente fallará.

Asegúrate de que todos estén alineados

Busca un socio cuyo éxito dependa de tu éxito. Esto asegura que sus medidas de éxito estén alineadas. Asegúrate de que tu socio esté dispuesto a aprender y crecer contigo.

Algunos proveedores de servicios administrados (MSP) se preocupan por los contratos de sus clientes. Pero si tu MSP tiene que verificar el contrato para ver si incluye lo que necesita, no está alineado.

Ten en cuenta que las expectativas y los requisitos iniciales cambiarán inevitablemente con el tiempo. Elige un socio ágil que se adapte a la relación y a las soluciones para alcanzar los resultados deseados.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Centrarte en los conocimientos y los resultados

Tu empresa ya tiene muchos datos y eso puede generar una sobrecarga de información. En lugar de contratar a un tercero que producirá más información, elige un socio que brinde conocimientos y comprenda el poder de la tecnología para permitir la innovación y el éxito empresarial.

Un socio que se toma el tiempo para comprender tu negocio, uno con las competencias necesarias, uno que hace preguntas y que tiene un punto de vista que puede ofrecer resultados comerciales en lugar de sólo aplicaciones. Esto me recuerda a la frase del Mago de Oz , “No prestes atención al hombre detrás de la cortina”. Quieres un socio que pueda entregar la magia sin perderse en la tecnología y otros detalles.

Que comience el desafío

Si aún no te estás desafiando a ti mismo, ahora es un buen momento para comenzar. La pandemia afectó a casi todos los negocios, pero la economía está nuevamente en modo de crecimiento. Aprovecha esta oportunidad para reinventar lo que es posible y aumentar tus oportunidades de crecimiento.

Está bien tener curiosidad y hacer más preguntas todos los días. De hecho lo recomiendo.

*La autora es Vicepresidente Senior de Unisys

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.