La aceleradora latinoamericana Platanus Ventures, creada en 2020 con sede en Chile, elevó a US$ 100.000 su ticket de inversión para startups y alcanzó valores que solo los mercados más maduros ofrecieron.

Además de la inversión, recibieron mentorías de algunos de los fundadores más exitosos de la región y la oportunidad para levantar capital en el Platanus Ventures Demo Day, al que asistieron inversionistas con disponibilidad de capital inmediato.

“Las startups latinoamericanas tienen potencial de crecer tanto como otras startups de nivel mundial. Creemos que el capital disponible para ellos tiene que estar acorde con esa realidad”, explicó Paula Enei, Cofundadora de Platanus Ventures.

Leer también: Estos son los desafíos del comercio electrónico en Centroamérica

Esta particularidad de Platanus (exigir que haya un fundador técnico) demostró su alcance en el éxito de las primeras nueve startups que ha graduado la compañía y que han lograron levantar más de US$8 millones de financiamiento en muy poco tiempo.

Una propuesta de valor que además incluyó el acceso a una comunidad vibrante de ingenieros de software, fundadores e inversionistas ángeles en toda América Latina.

La aceleradora se caracterizó por su foco en la tecnología como base fundamental para construir una startup con potencial para crecer y escalar rápidamente, “la probabilidad de éxito de una startup es significativamente mayor si hay un fundador que programe, y que además tenga igual porcentaje de participación en la empresa que el resto de los socios.”, explicó Andrés Matte, Cofundador de la aceleradora.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter