Yannick Glemarec, director ejecutivo del Fondo Verde del Clima, reconoció el proyecto del tren eléctrico interurbano que impulsó el gobierno de Costa Rica como una iniciativa transformacional para la ciudad y un modelo de movilidad sostenible de intermodalidad para toda la población.

Así lo dio a conocer este miércoles el jerarca tras sostener una reunión con el presidente de la República, Carlos Alvarado; la primera dama, Claudia Dobles; la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, y el viceministro de Ambiente, Franklin Paniagua, en el marco de la cumbre climática (COP26), que se desarrolló en Glasgow, Escocia.

“Por ejemplo, el proyecto tomó en consideración el impacto de género. Las mujeres tienden a utilizar el transporte de dos a tres veces más que los hombres y a menudo olvidamos que estos principales clientes tienen necesidades muy específicas en términos de transporte”, comentó Glemarec.

“Y aquí teníamos un proyecto que toma todas estas consideraciones en cuenta”, expresó el director ejecutivo al tiempo que señaló que el Fondo Verde del Clima fue invitado a cofinanciar la iniciativa del tren eléctrico. “Decidimos brindar esta contribución porque estos  proyectos se entregan a tiempo y según lo programado. Sin duda tendremos un modelo para el resto del mundo en muchos países diferentes”, aseguró el director.

Leer también: Canciller de Costa Rica cuestiona legitimidad de las elecciones en Nicaragua

El Fondo Verde del Clima, creado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, es un mecanismo que busca ayudar a los países en desarrollo en prácticas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos.

En julio anterior el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER) y el Banco Centroamericano de Desarrollo (BCIE) anunciaron la aprobación por parte del Fondo Verde del Clima para el Proyecto de Tren Eléctrico de Pasajeros de un financiamiento por $271.3 millones, de los cuales $250 millones son para financiar parte de los $550 millones del BCIE (a 40 años, con 10 años de gracia, a un 0.%).

Los otros $21.3 millones serán donados por el Fondo Verde del Clima para hacer proyectos de desarrollo orientado al transporte (DOT), entre los que se plantea la implementación de ciclovías conectadas con estaciones de trenes. 

“El tema del sector transporte es un sector crítico y justamente la implementación del tren puede ser una de esos aprendizajes”, dijo la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, quién destacó que el organismo está viendo el proyecto como una iniciativa  robusta para que sirva de modelo y sea replicada en otras regiones.

Otro aspecto es que el Fondo Verde del Clima también quiere apoyar la meta al 30 por 30, a la que consideraron una propuesta pionera y fundamental para la integración de la agenda temática con la agenda biodiversidad, en referencia a la Coalición de Alta Ambición (HAC), una iniciativa lanzada por Costa Rica, Francia y Reino Unido en enero de este año y que buscó impulsar la meta de conservar 30% del planeta, tanto sus tierras como sus mares, para el año 2030.

“Se trata de un reconocimiento a nuestro país, que ratifica que el proyecto del tren eléctrico es un proyecto sólido y técnicamente responsable y que tendrá un impacto positivo en nuestra economía, en la renovación de nuestras ciudades y en la necesaria transformación del esquema de movilidad nacional”, aseguró Claudia Dobles.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook