El banco de desarrollo de América Latina conocido como CAF y la región de América Latina y el Caribe del Banco Mundial anunciaron durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se unirán para trabajar en planes y estrategias contra el cambio climático y proteger la biodiversidad de América Latina y el Caribe, incrementando financiamientos para ayudar a metas como la adaptación ante el cambio climático, reducción de emisiones y hacer más sostenibles los ecosistemas.

Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe (ALC) resaltó la importancia de las acciones coordinadas y la cooperación, de igual manera reiteró “El cambio climático exige acciones inmediatas centradas en mitigar sus efectos potencialmente devastadores, mejorar la resiliencia ante los eventos relacionados con el clima y construir economías más verdes y sostenibles”.

Por su parte, Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo del CAF refrendó el compromiso entre el CAF y el Banco Mundial también para la recuperación verde tras el COVID-19 así como para el crecimiento sólido y sostenible de la región, expresó también que “América Latina y el Caribe debe responder a este llamado a la acción impostergable para potenciar todas aquellas medidas que apunten a la mitigación y adaptación ante el clima con el fin de asegurar una resiliencia oportuna a los efectos de la variabilidad climática extrema”.

Leer también: El Banco Mundial apoyará economía azul y pesca sostenible en Costa Rica

Con este acuerdo se buscará apoyar a los países de América Latina y el Caribe a alcanzar sus Contribuciones Determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), de igual manera a cumplir con el Acuerdo de París y el Marco Mundial para la Biodiversidad, modernizando y poniendo en marcha planes y estrategias, así como promoviendo para ello la participación del sector privado en la implementación y financiamiento de medidas.

También se identificarán y priorizarán las oportunidades para que en colaboración ambas instituciones puedan tomar medidas de alto impacto que beneficien el clima y la biodiversidad de la región, se incrementa el financiamiento verde para la región y se buscará mejorar la conservación de ecosistemas estratégicos para la región, incluidos el Amazonas, humedales, pantanos y zonas costero-marinas.

Igualmente se apunta por favorecer medidas en sectores como la agricultura, energía, bosques, agua, zonas costero-marinas, desarrollo urbano y ciudades sostenibles, así como gestión de riesgos ante desastres, acompañado de mejorar la conservación de ecosistemas estratégicos para la región, incluidos el Amazonas, humedales, pantanos y zonas costero-marinas.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook