EFE.- Nicaragua recibió más de un millón de dosis de vacunas Abdala y Soberana 02, elaboradas en Cuba, para reforzar la vacunación contra la covid-19, informó este martes el Ministerio nicaragüense de Salud (Minsa).

El lote de vacunas cubanas, que Nicaragua recibió anoche, contenía 1,02 millones de dosis, según la información oficial.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las autoridades del Ministerio de Salud indicaron que las fórmulas Abdala y Soberana 02 serán inoculadas siempre en niños a partir de los 2 años y en adolescentes de hasta 17 años, tal como ha ocurrido con todos lotes de vacunas cubanas desde octubre pasado.

El Gobierno de Nicaragua ya ha garantizado la compra de 7,2 millones de dosis de vacunas cubanas Abdala, Soberana y Soberana 02, según la Presidencia.

Nicaragua también ha aplicado las fórmulas AstraZeneca, Covishield, Pfizer, Sputnik V y Sputnik Light, gracias a donaciones de Canadá, España, Estados Unidos, Noruega, India, Panamá, y del mecanismo Covax, combinadas con un préstamo de vacunas de Honduras y arreglos comerciales con Cuba y Rusia.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El Minsa asegura que ya ha inoculado contra la covid-19, con una o dos dosis, al 54 % de la población mayor de dos años en Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes.

Este martes el Ministerio de Salud informó que acumula un total de 211 muertes y 17.043 casos confirmados de covid-19, desde que la pandemia fue detectada en Nicaragua, en marzo de 2020.

Por su parte la red de médicos independientes Observatorio Ciudadano Covid-19 ha informado de 5.928 fallecimientos por neumonía y otros síntomas de la pandemia, así como 31.140 casos sospechosos, cifras que no son admitidas por el Gobierno nicaragüense.

Las autoridades de Nicaragua no han establecido restricciones para evitar la propagación de la covid-19 y han promovido las aglomeraciones, en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

LEER: EE.UU. dona vacunas a Nicaragua por primera vez y envía más dosis a Honduras