EFE-. Al menos 43 mujeres transexuales han sido asesinadas en El Salvador entre el 2011 y lo que va del año en curso, según estadísticas compartidas este viernes por la Federación Salvadoreña de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (FESLGTBI).

De acuerdo con los datos, solo en 2019 se contabilizaron 10 asesinatos de miembros de la comunidad LGTBI, de los que 8 fueron contra mujeres trans.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Mientras, en 2020 se registraron 8 crímenes; de estos, 3 fueron contra mujeres trans, indicó la entidad que aglutina a 9 organizaciones defensoras de derechos humanos de la población LGTBI.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en El Salvador, la esperanza de vida de una mujer trans es de solo 33 años, menos de la mitad de los 74 años de esperanza de vida de la población en general, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

LEER: La comunidad LGTBI en República Dominicana ha sufrido violencia

“Esta es una situación alarmante, sobre todo, en un país donde el Estado de derecho, la democracia y la libertad de expresión están siendo vulnerados y con funcionarios públicos que, en reiteradas ocasiones, han generado un discurso estigmatizante, incitando al odio y en contra de los derechos humanos”, apuntó la ONG en un comunicado.

Indicó que la población trans también es “fuertemente” afectada por la pobreza, la exclusión, el desplazamiento forzado y la migración.

La organización no gubernamental llamó a la Fiscalía a investigar y hacer justicia en cada caso de asesinato y pidió a las entidades estatales crear mecanismos para la protección y apoyo hacia las mujeres trans y demás población LGTBI.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Actualmente, las mujeres trans luchan para que se les reconozca y garantice su derecho a un nombre que corresponda a su identidad de género, ya que la Asamblea Legislativa de amplia mayoría oficialista mandó al archivo un proyecto de ley de identidad de género.

De acuerdo con los registros de las organizaciones sociales, entre las tres primeras ciudades de El Salvador, que son San Miguel, Santa Ana y San Salvador, existen aproximadamente 6.000 personas de la comunidad LGTBI.