EFE.- La exposición a coronavirus diferentes al SARS-CoV-2, que en algunos casos solo provocan ligeros resfriados, aumenta la protección del organismo frente a ese virus causante de la COVID-19, afirmó hoy un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Zúrich.

Esta inmunidad cruzada ante diferentes coronavirus “es una importante pieza en la búsqueda de una inmunidad completa” contra el causante de la actual pandemia, subrayaron los virólogos autores del estudio.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Hasta ahora se considera que solo las vacunas específicas contra la COVID-19 o el haber pasado la enfermedad generan anticuerpos y contribuyen con ello a la inmunidad de grupo que se necesita para poder poner fin a la pandemia, aunque otros coronavirus podrían contribuir a inmunizar, de acuerdo con el nuevo estudio.

LEER: Medidas COVID-19 en Latinoamérica limitan libertad de prensa, según CPJ

Los expertos subrayaron que no está claro, sin embargo, si los anticuerpos generados por la vacunación contra la COVID-19 o tras haber superado la enfermedad (unos anticuerpos cuya duración todavía no se ha concretado) son también eficaces contra otros coronavirus, tales como el SARS o el MERS.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Si así fuera, “sería un importante paso adelante para lograr una protección completa, incluso contra coronavirus futuros”, señalaron los autores del estudio.