Reuters.- La última disputa de Amazon.com Inc con Visa muestra que las grandes minoristas, armadas con una creciente gama de opciones de pago, están ganando la partida en su lucha de poder con los proveedores de tarjetas, pero está lejos de ser una crisis para la empresa de pagos.

La semana pasada, Amazon dijo que dejará de aceptar tarjetas de crédito emitidas por Visa en el Reino Unido a partir del 19 de enero de 2022, argumentando que, a pesar de los avances tecnológicos, las comisiones de las transacciones seguían siendo elevadas o, en algunos casos, estaban aumentando.

Aunque es posible que Amazon eché marcha atrás en el frente británico, donde la empresa representa menos del 1% del volumen de tarjetas de crédito de Visa, según una estimación de los analistas de Piper Sandler, la disputa es una mala señal para el sector de las tarjetas. Algunos dijeron que podría presagiar un enfrentamiento mucho mayor en el mercado estadounidense.

“Amazon está tratando esta disputa con Visa como un experimento”, dijo el analista de Piper Sandler Christopher Donat. “Nuestra mayor preocupación es que Amazon busque concesiones de Visa en otras geografías”.

El presidente financiero de Visa, Vasant Prabhu, dijo en una entrevista el viernes que esperaba una solución. “Hemos resuelto estas cosas en el pasado y creo que las resolveremos en el futuro”, dijo. Amazon no quiso hacer comentarios.

Leer también: Starbucks se vincula con Amazon Go para servir cafés sin cajero

Las tarjetas de crédito dominaron un tercio del gasto en comercio electrónico en Norteamérica en 2020, según el gigante de los pagos WorldPay, pero las opciones de pago por móvil como Venmo y los planes de financiación “compre ahora y pague después” (CAPD) están reduciendo su cuota de mercado.

Aunque los pagos alternativos llevan años creciendo, la pandemia aceleró una tendencia a la baja de las solicitudes de tarjetas de crédito, impulsando la popularidad de la financiación CAPD, especialmente entre los consumidores más jóvenes.

La cuota de las tarjetas de crédito en el gasto del comercio electrónico norteamericano disminuyó un 7% el año pasado, según WorldPay, mientras que la cuota de CAPD aumentó un 78%, convirtiéndose en la forma de pago de más rápido crecimiento.

En agosto, Amazon se asoció con el proveedor de CAPD Affirm para ofrecer la opción de financiación a plazos en las compras por Amazon en Estados Unidos.

“Las tarjetas de crédito siguen siendo los actores dominantes para las transacciones no monetarias, pero deben ser conscientes de la creciente competencia”, escribió el viernes Chris Dinga, analista de pagos de GlobalData.

“Las CAPD está siendo adoptada gradualmente por las minoristas, ya que ven una mayor conversión y oportunidad de crecimiento al proporcionarla a sus clientes”, escribió Dinga, quien añadió que las altas comisiones de las tarjetas de crédito podrían acelerar la adopción de las CAPD por parte de las minoristas.

Algunos analistas dijeron que las disputas del pasado sugieren que Visa puede tener que ceder antes que Amazon, como cuando los propietarios de restaurantes de Estados Unidos dejaron de aceptar las tarjetas de Amex en la década de 1990, lo que llevó a Amex a reducir sus comisiones.

“Visa podría tener que seguir el ejemplo de American Express”, dijeron analistas de Evercore en una nota de investigación.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

AGNÓSTICO

Aun así, Visa ha sobrevivido a estas luchas y pocas minoristas tienen el peso de Amazon, dijo Prabhu.

“Incluso una minorista muy grande como Amazon representa una porción relativamente pequeña de nuestro volumen de pagos”, dijo.

Además, Visa no se ha comprometido a que las tarjetas de crédito sean la principal fuente de transacciones, añadió.

“Si un comercio quiere ofrecer crédito de otra manera, somos agnósticos. Haremos ambas cosas. El negocio de comprar ahora y pagar después ha sido positivo para nosotros”.

Visa se ha asociado con proveedores de CAPD, como la sueca Klarna.

Los comercios también se benefician de que los emisores de tarjetas de crédito ofrezcan a sus clientes descuentos en efectivo y programas de recompensas para animarles a gastar más de lo que lo harían.

Prabhu dijo que esperaba que el gasto con tarjetas de crédito aumente ahora que las fronteras se están abriendo y los clientes acomodados están gastando más en viajes, entretenimiento y comidas fuera.

Amazon también necesita un socio para su propia tarjeta de crédito de marca compartida. La empresa está considerando sustituir a Visa en Estados Unidos por Mastercard o American Express, lo que sugiere que la disputa por las comisiones en el Reino Unido podría ser una táctica de negociación, según analistas.

“No es necesariamente una buena idea que los comerciantes restrinjan la elección del consumidor”, dijo Prabhu. “Amazon también tendrá que pensar en eso”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook