EFE.- Tras más de dos meses de circulación del bitcóin como moneda legal en El Salvador, una encuesta dada a conocer este lunes señala que más del 91 % de los salvadoreños prefieren el dólar. La encuesta del Centro de Estudios Ciudadanos (CEC) de la privada Universidad Francisco Gavidia señala que, al presentar la opción de ambas monedas, el 91,4 % de los salvadoreños se inclina por el dólar, el 4,9 % por el bitcóin y el 3,7 % no respondió.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Sin embargo, al ser preguntados sobre la decisión de adoptar el bitcóin como moneda, el 35 % dijo estar a favor y en contra el 40 %.

En julio pasado, el CEC preguntó a los salvadoreños sobre esta decisión y el 53,5 % la consideró nada acertada, el 24 % poco acertada, el 12,9 % acertada y el 6,5 % muy acertada.

En ese época, el 95 % de los salvadoreños opinó que el dólar le daba “estabilidad financiera a su economía familiar”, mientras que el 1 % se inclinó por el bitcóin.

El Salvador se convirtió a inicios de septiembre en un laboratorio mundial de las criptomonedas con la adopción del bitcóin como moneda de curso legal y en estos meses la opacidad en la compra de este criptoactivo con fondos públicos y la suplantación de identidades se han vuelto el lado oscuro de la medida.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Los salvadoreños no pueden conocer el uso que el Gobierno hace de más de 200 millones de dólares aprobados por la Asamblea Legislativa y cerca de 1.000 personas han denunciado la suplantación de su identidad para el cobro de un bono de 30 dólares por el uso de la billetera digital gubernamental.

LEER: Bitcoin en El Salvador: Mitos y realidades

Por otra parte, el Gobierno anunció la construcción de un hospital veterinario con las “ganancias” de la revalorización de los bitcoines comprados y también la edificación de la primera “ciudad bitcóin”.

“¿Qué tendrá #BitcoinCity? Tendrá todo. Residencias, comercios, servicios, museos, bares, restaurantes, aeropuerto”, dijo el presidente Nayib Bukele el sábado, según mensajes en Twitter de la Presidencia.