EFE.–  Un juez de Misuri (EE.UU.) ordenó este martes la liberación de Kevin Strickland, que ha pasado 43 años en la cárcel, al considerar que este afroamericano fue condenado erróneamente por un triple asesinato en 1978.

En su decisión, el magistrado James Welsh concluyó que no existió “ninguna prueba física que implicara directamente a Strickland” en el asesinato de Sherrie Black, Larry Ingram y John Walker en Kansas City (Misuri).

“Strickland fue condenado únicamente con el testimonio de una testigo (Cinthya) Douglas, que más tarde se desdijo de sus declaraciones, en las que lo identificó como uno de los cuatro autores” del crimen, argumentó Welsh en su resolución.

En consecuencia, el juez pidió este martes “la liberación inmediata” de Strickland, de 62 años.

Este hombre fue condenado en 1979 por un jurado, compuesto íntegramente por blancos, y sentenciado a cadena perpetua sin derecho a libertad bajo fianza durante 50 años.

LEER: Un exministro y dos exfuncionarios panameños condenados a 5 años de cárcel

Strickland fue juzgado en dos ocasiones: el primer juicio fue declarado nulo, dado que el jurado no fue capaz de ponerse de acuerdo para producir un veredicto, y en el segundo fue cuando fue declarado culpable.

A lo largo de los años se han multiplicado los esfuerzos para revisar este caso en busca de una exoneración de Strickland, que culminaron con una vista este mes en la que se examinaron las pruebas incriminatorias y su defensa presentó otras que lo exculpan.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Strickland es el reo que más años ha pasado por error entre rejas en el estado de Misuri y uno de los que más tiempo ha estado encarcelado erróneamente en la historia de EE.UU.

En 2009, la misma testigo que lo acusó de estar involucrado en el crimen y que más tarde se desdijo, intentó lanzar un proceso para liberarlo.

En un correo electrónico al Proyecto de Inocencia del Medio Oeste, Douglas solicitaba información sobre cómo ayudar a “alguien acusado por error”: “Este incidente ocurrió en 1978, fui la única testigo visual y las cosas no estaban claras en aquel entonces, pero ahora sé más y quiero ayudar a esta persona si puedo”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

No obstante, Douglas falleció en 2015 antes de que pudiera revocar su testimonio de forma oficial.