EFE.- Una veintena de organizaciones opositoras exigieron este lunes al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que condicione los desembolsos a Nicaragua al respeto de los derechos humanos en el país.

Las 23 organizaciones opositoras, de la diáspora y del exilio de Nicaragua, solicitaron al ente financiero regional “condicionar cualquier desembolso al régimen” del presidente Daniel Ortega, reelegido en unos cuestionados comicios el pasado 7 de noviembre, “al respeto de los derechos humanos”, y “a la liberación de todas las personas presas políticas”.

También “al cese inmediato de toda represión en contra de los medios de comunicación y la ciudadanía, y al cumplimiento de las resoluciones de la OEA, que establecen condiciones mínimas para la celebración de elecciones libres y democráticas”.

Leer también: La ONU pide a Nicaragua que no aumente su aislamiento, tras salir de la OEA

Los disidentes pidieron a 13 de los 15 países socios del BCIE, exceptuando Nicaragua y Cuba “reevaluar el riesgo reputacional y financiero que significa continuar otorgando financiamiento a un gobierno ilegítimo, ya que a partir del 10 de enero de 2022, cualquier empréstito aprobado por diputados igualmente elegidos ilegítimamente o por el Poder Ejecutivo de Nicaragua, carecería de validez”.

También solicitaron “no participar en la inauguración del nuevo edificio del BCIE en Managua, prevista a realizarse el próximo 15 de diciembre”.

El edificio fue construido en una zona exclusiva de la capital nicaragüense a un costo de 16.5 millones de dólares, según datos del BCIE.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“El BCIE no solo ha mantenido, sino que ha incrementado su financiamiento al régimen Ortega Murillo, convirtiéndose en el principal sustento financiero de la dictadura. Lo anterior sucede a pesar de las graves violaciones a los derechos humanos, incluyendo crímenes de lesa humanidad, las cuales han sido ampliamente documentadas por organismos internacionales”, resaltaron los demandantes.

Entre las organizaciones que firmaron la petición están las opositoras Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la Unidad Nacional Azul y Blanco, así como organizaciones de nicaragüenses exiliados, de la diáspora, de excarcelados políticos, médicos, o campesinos.

El BCIE ha aprobado cerca de 3,000 millones de dólares a Nicaragua desde 2015, más de un tercio de los cuales recibieron el visto bueno en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos y detenidos, así como miles de exiliados.

Los países socios del BCIE son Argentina, Belice, Cuba, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, España, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Taiwán. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook