Millicom es una compañía nacida en Luxemburgo y una de las líderes de telecomunicaciones en América Latina. Con fuerte presencia en Centroamérica, a través de su marca Tigo provee servicios fijos y móviles, y también servicios en la nube y fintech, cuatro sectores de gran crecimiento a raíz de la acelerada transformación digital que impuso la crisis sanitaria.

Su apuesta por la región asciende a más de 1,000 millones de dólares (mdd) anuales, con una rentabilidad que, en el segundo trimestre de este 2021, se tradujo en ingresos 11.7% mayores que en el mismo periodo de 2020.

Entre sus inversiones más recientes, para ampliar su presencia en mercados emergentes de la región, destaca el anuncio de 250 mdd en Panamá para la construcción de su centro regional fintech. Además de 135 mdd que destinará a la modernización de redes móviles, en asociación con Ericsson, en Honduras, Paraguay y Bolivia.

No menos importante ha sido su sociedad, a través de Tigo Business, con Amazon Web Services en abril de este año, a fin de “expandir e integrar” su cartera de soluciones de nube en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia. O la realizada con Walmart para brindar conectividad en sus más de 800 tiendas en la región.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Tigo se disputa el mercado de servicios móviles principalmente con Claro, una marca de la firma mexicana América Móvil, luego de que la española Telefónica vendiera su negocio, el que fue adquirido tanto por Millicom como por América Móvil, en 2019.

Pero Mauricio Ramos, ceo de Millicom, es contundente al hablar de la apuesta de Tigo por el mercado latinoamericano más allá de sus competidores, lo mismo que del enfoque de sus objetivos y estrategias, basadas sobre todo en inversiones para las modernización, ampliación y disponibilidad de grandes “autopistas digitales”, que sean la base del desarrollo de una economía digital en la región.

¿Por qué apostar por mercados emergentes, por qué apostar por Centroamérica?

“En el curso de los últimos 36 meses hemos puesto más de 3 billones de dólares en Centroamérica como apuesta de inversión. Primero fue con la adquisición por más o menos 2.5 billones de dólares de las compañías que compramos en Panamá y Nicaragua, acto seguido anunciamos empresas que construyan autopistas digitales van a tener no sólo un rédito para sus inversionistas, sino una gran contribución social para esas economías, por eso creemos en la región”.

Los argumentos de Mauricio Ramos cobran fuerza ante los resultados. Hace un par de años, la firma compró espectro en El Salvador para construir y modernizar su red. Según los resultados del segundo trimestre de este año, el país reportó a la compañía un crecimiento en sus ingresos de 20%. En Panamá ocurrió algo similar, y ahí el negocio de consumo está creciendo en 10.5%.

Incluso Nicaragua, con todo y sus malas noticias en el ámbito político, se ha convertido en un mercado con alto potencial para Tigo.

“Desde que compramos la opera- ción móvil en Nicaragua, hace un par de años, ha crecido un 11 % mientras los ingresos en el segundo trimestre crecieron 10%”, apunta Ramos.

Eso demuestra que “si tú inviertes en la región hay adopción digital y por eso somos grandes creyentes en la región”, reitera.

El as para ganar

Para el ceo de Millicom, la llave bajo la manga que permite enfrentar a la competencia es la claridad de su apuesta en la región y en lo que requiere el cliente: navegar con conexión, velocidad y disponibilidad. Además de su compromiso de brindar “el mejor servicio que humanamente podamos dar”. Por ello, sus sistemas de compensación se ajustan a la buena atención al cliente. “No quiere decir que seamos perfectos, pero tenemos claridad sobre lo que queremos hacer”, afirma.

Entre los planes para lo que resta de 2021 y parte de 2022, Tigo continuará invirtiendo en la modernización y mejoramiento de las redes para que sean las de mayor cobertura y velocidad tanto en fijo como en móvil.

“Vamos a continuar realizando alianzas para lograrlo”. Por ejemplo, con Amazon proseguirán en el tema de Web Services, pero también el de Prime Video, pues Tigo tiene la posibilidad de ofrecer este servicio en modo de prepago: “es la única región en la cual Prime Video se ve en servicios de prepago móvil”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

También planean seguir impulsando Tigo Money, para que esta billetera digital permita a aquellos que no tienen altos grados de inclusión financiera, tenerlos hacia adelante.

Y “continuar invirtiendo a tasas que superen el billón de dólares anuales, sólo en capital de inversión, para que la región, no sólo no se quede atrás, sino que a la vuelta de unos años tenga unas carreteras digitales que nos permitan decir que estamos a la vanguardia”, visualiza Mauricio Ramos.