Reuters.- Un rebote de las acciones tecnológicas generó un alza de los papeles europeos el jueves, tras ganancias similares en Wall Street y Asia, con la ayuda también de un pequeño retroceso en el dólar desde un máximo de 17 meses.

En una jornada de ausencia de los mercados estadounidenses por el Día de Acción de Gracias, el enfoque se centró en Europa, donde el alza de casos de COVID-19 está aumentando la probabilidad de nuevos confinamientos en la temporada de compras navideñas.

El temor a ese escenario derribó al STOXX 600 a un mínimo de tres semanas el miércoles. No obstante, el índice paneuropeo cerró el jueves con un repunte de 0.44%, ya que el incremento del 1% del sector tecnológico compensó la octava caída consecutiva del segmento de viajes y ocio.

“Seguimos tratando cada liquidación como una oportunidad de comprar a la baja”, dijo Marija Veitmane, estratega de mercados globales de State Street Global Markets, agregando que las ganancias de las empresas son aún sólidas y que los costos de endeudamiento son muy bajos todavía.

Leer también: Ciencia y tecnología deberán repensarse para afrontar desafíos tras pandemia

Un indicador del optimismo que sustenta los mercados bursátiles se puede ver en los datos. Los flujos en lo que va del año hacia los fondos en acciones han superado la marca del billón de dólares, más que los 19 años anteriores combinados de ingresos, según estrategas de BofA.

En los mercados de bonos hubo un pequeño declive en el rendimiento de los Bund alemanes después de que el líder socialdemócrata Olaf Scholz alcanzó un acuerdo de coalición a tres bandas el miércoles que sustituirá a Angela Merkel al frente de la mayor economía de Europa.

Se trató de la primera caída en tres días de los costos de endeudamiento. Esta semana han subido con fuerza a medida que los operadores elevan sus apuestas de que la aceleración de la inflación hará que el Banco Central Europeo siga a la Reserva Federal y suba las tasas de interés el próximo año.

“El debate sobre la inflación, ya sea temporal o no, sigue ahí”, dijo Dirk Schmacher, de Natixis, apuntando igualmente a los nuevos confinamientos en Austria y al rápido aumento del número de casos en algunas partes de Alemania.

Los mercados emergentes vieron algo de relativa calma después de unos días turbulentos en los que la lira turca volvió a ser golpeada, las tensiones entre Rusia y Ucrania aumentaron, y el presidente de México avivó las preocupaciones sobre la independencia del banco central al nominar a la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En Asia, la recuperación tecnológica que había comenzado en el Nasdaq el miércoles, impulsó un 0.7% al Nikkei japonés, mientras que el índice tecnológico de Hong Kong puso fin a seis sesiones de pérdidas.

Sin embargo, otros movimientos de acciones fueron más cautos. El índice más amplio de MSCI de papeles de Asia-Pacífico excluyendo Japón cerró estable tras pocos movimientos durante toda la jornada.

En los mercados cambiarios, el dólar cotizaba cerca de su nivel más alto en casi cinco años frente a su par japonés, a 115.3 yenes, y consolidaba un máximo de casi 18 meses frente al euro, a 1.1222 dólares.

Los mercados de bonos y acciones en Estados Unidos retomarán sus operaciones el viernes, en medio de las festividades del Día de Acción de Gracias, aunque con sesiones más reducidas.

En los mercados de materias primas, los precios del crudo Brent bajaron un 0.4% a 81.91 dólares el barril a las 15:59 GMT, mientras que el oro al contado subía un 0.17%, a 1.791 dólares la onza.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook