EFE.- Las elecciones generales del día 28 en Honduras son una oportunidad para retomar la “senda democrática”, indicó este viernes el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), que señaló que el nuevo Gobierno electo deberá transformar la política fiscal para afrontar las diferentes crisis.

Los comicios del domingo en Honduras, en los que será elegido un nuevo presidente del país, suponen una oportunidad para volver a la “senda democrática luego de procesos con la sombra de una reelección presidencial ilegal y fraude a la decisión soberana de la ciudadanía”, subrayó el Icefi en un comunicado.

El ente centroamericano evaluó la viabilidad fiscal de los planes de gobierno presentados por los tres partidos políticos, de los catorce que participan, que tienen posibilidades de ganar la presidencia del país.

Los economistas del Icefi analizaron cuatro áreas de los planes de gobierno del hasta ahora oficialista Partido Nacional, y los opositores Liberal y Libertad y Refundación (Libre): crecimiento económico sostenible, construcción de la igualdad, efectividad del Estado y política fiscal.

Lamentó que el Partido Nacional, cuyo candidato presidencial es Nasry Asfura, actual alcalde de Tegucigalpa, no haya publicado un plan de gobierno para el debate social y el análisis de los electores.

Leer también: Activistas y ONU Mujeres piden mayor firmeza frente a violencia en Honduras

Agregó que los planes de gobierno de los partidos Libre y Liberal necesitan garantizar “su viabilidad financiera, para que los ofrecimientos electorales no pierdan legitimidad y credibilidad”

El candidato del Partido Liberal es Yani Rosenthal, mientras Xiomara Castro encabeza una alianza de hecho entre Libre y la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh), solo para la fórmula presidencial.

ESCENARIO MACRO FISCAL

El instituto cree que la persistencia de partidos políticos que no respaldan técnicamente su oferta electoral constituye una “expresión de menosprecio al escrutinio de la ciudadanía interesada en fundamentar su decisión al votar, así como desinterés por demostrar que sus ofrecimientos son fiscalmente viables”.

Destacó que ningún plan de gobierno presenta un “escenario macro fiscal” que permita evaluar la viabilidad financiera de su oferta electoral.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El nuevo Gobierno de Honduras enfrentará múltiples desafíos, pues tendrá que afrontar la conjunción de crisis sanitarias, económicas, sociales, ambientales y políticas, agregó.

El Icefi señaló la urgencia de “transformar” la política fiscal de “sobrevivencia a una que fortalezca la democracia, encamine el desarrollo y garantice los derechos de toda la población hondureña” a través de “más transparencia, más recursos captados de manera progresiva y una mejor calidad y efectividad del gasto y la inversión pública”.

De lo contrario, advirtió el ente centroamericano, “será imposible cumplir las promesas electorales”.

El partido que gané las elecciones del domingo en Honduras deberá “definir y ejecutar cambios estructurales” a la política fiscal que le permitan tener “más recursos” y contar con las “bases técnicas más sólidas para la ejecución del gasto y la inversión pública, y una mayor transparencia y rendición de cuentas”, apuntó.

Más de 5 millones de hondureños están habilitados a votar en los comicios en los que además serán elegidos tres designados presidenciales (vicepresidentes), 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

Los comicios del domingo serán los undécimos consecutivos desde 1980, cuando el país centroamericano retornó al orden constitucional. En Honduras no hay segunda vuelta y gana el candidato que tenga más votos. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook