EFE.- La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia lanzó este lunes una campaña denominada “Navidad sin presas ni presos políticos”, con la que demandan “la libertad definitiva y con garantías” de más de 160 “privados de libertad por exigir una Nicaragua justa y democrática”.

Esa campaña, que lanzan por tercer año consecutivo en el marco de las manifestaciones que estallaron contra el Gobierno de Daniel Ortega en abril de 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social, es con el fin de exigir “la libertad plena de las presas y presos políticos, así como la justicia y la democracia en Nicaragua”, explicaron sus integrantes en una teleconferencia de prensa.

“Invitamos al pueblo de Nicaragua, organismos de derechos humanos, comunidad internacional, nicaragüenses de la diáspora y del exilio a sumarse a esta campaña”, abogaron sus promotores.

Leer también: Unidad opositora pide a la OEA que aplique la Carta Democrática a Nicaragua

En una declaración, la Alianza Cívica, que fue la contraparte del Ejecutivo nicaragüense en una fallida mesa de negociación con la que se buscaba una salida pacífica a la crisis, explicó que “la campaña coincide con el inicio de la novena dedicada a La Purísima Concepción de María”.

“Estos son días en que el pueblo nicaragüense se vuelca en cantos y ruegos a María, madre de Jesús, para demostrarle su devoción. La Alianza Cívica ofrece a María esta petición de libertad. Nicaragua entera clama ‘¡deja a mi pueblo en libertad!'”, añadió ese grupo.

La Alianza Cívica indicó que los mensajes de la campaña podrán verse en sus redes sociales durante los próximos 30 días y esperan que a la misma se sumen los nicaragüenses.

LOS DETENIDOS

La semana pasada, esa alianza pidió al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, el cese de las detenciones de sus líderes, en el marco de la crisis desatada desde abril de 2018 y que se ha acentuado tras las elecciones del pasado día 7, en las que fue reelegido el mandatario.

De los más de 160 opositores que se encuentran encarcelados y acusados por “traición a la patria” u otros delitos, 12 pertenecen a la Alianza Cívica, entre ellos los dirigentes empresariales Michael Healy y Álvaro Vargas, que al momento de ser aprehendidos presidían el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

También el economista Juan Sebastián Chamorro, sobrino político de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), que fue arrestado después de inscribirse como precandidato a la Presidencia por la alianza Ciudadanos por la Libertad, un colectivo de centroderecha que fue ilegalizado tres meses antes de los comicios.

Además, el expresidente del Cosep José Adán Aguerri y los líderes estudiantiles Lesther Alemán -el estudiante que increpó a Ortega durante el inicio del fallido diálogo nacional en mayo de 2018-, y Max Jérez.

Esos 12 miembros de la Alianza Cívica encarcelados forman parte de los más de 40 dirigentes opositores, campesinos, exguerrilleros sandinistas disidentes, periodistas y profesionales independientes que han sido arrestados en el contexto de las cuestionadas elecciones del pasado día 7.

El mandatario fue reelegido para un quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo, después de que en los últimos meses fueran arrestados siete potenciales candidatos a la Presidencia que se perfilaban como sus principales contendientes y tras la disolución de tres partidos políticos. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook