EFE.- La Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP) dijo este martes que “nada está normal” en Nicaragua y que sus integrantes no tienen “nada que celebrar” con motivo de las festividades de “La Purísima”, Navidad y Año Nuevo.

“Nada está normal, no tenemos nada que celebrar”, señaló la AFPP, en una declaración, en la víspera de diciembre.

Diciembre es uno de los meses más festivos de Nicaragua, donde, además de la Navidad y la Noche Vieja o Año Nuevo, se celebran “La Purísima” y “La Gritería”, fiestas populares religiosas en las que los nicaragüenses comparten en grupos, todo en coincidencia con la época de vacaciones escolares y días libres en las empresas y el Estado.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

“Nos expresamos con profundo dolor ante la eventual fiesta de Navidad y Año Nuevo con presos políticos, y el dolor que nos consume a las familias, amigos, y gran parte del pueblo de Nicaragua por todos nuestros hermanos secuestrados, otra vez al acercarse estas fechas”, indicó la AFPP.

Los familiares de los 160 privados de libertad que guardan prisión acusados por “traición a la patria” y otros delitos también lamentaron que “miles de hermanos huyen del país a enfrentar el doloroso exilio”, por temor “a la persecución y nuevos arrestos”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Además señalaron sus temores con los planes que podría tener, según ellos, el Gobierno del presidente Daniel Ortega con los reos, tras las recomendaciones del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de establecer un tercer diálogo, tras dos fallidos, para que Nicaragua supere la crisis sociopolítica local.

“Este régimen ha mostrado mucha crueldad con nuestros familiares, ocupándolos como canje en diferentes diálogos, y teniéndoles en las peores condiciones posibles”, indicaron.

La AFPP solicitó “a la población nicaragüense” sumarse a su demanda de libertad para los opositores presos.

“No queremos otra Navidad con nuestros familiares en la cárcel”, sostuvieron.

La demanda de la AFPP se suma a la que campaña que inició la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, bajo el título “Navidad sin presos políticos”.

La AFPP pidió que los nombres y fotografías de los “presos políticos” de Nicaragua sean expuestos en las redes sociales para hacer presión por su libertad.

LEER: OEA: hondureños votaron con responsabilidad en medio de pandemia y violencia

Los denominados “presos políticos” por los organismos humanitarios, son tratados por el Ejecutivo como responsables de delitos considerados de “traición a la patria”, incluyendo “terrorismo”.

La mayoría de ellos son personas que participaron en protestas antigubernamentales, se expresaron en público contra el Gobierno, o criticaron sus decisiones, mientras que en algunos casos habían expresado su interés en competir con Ortega por la Presidencia.

El pasado día 7 Ortega, quien gobierna Nicaragua desde 2007, tras haberlo hecho entre 1979 y 1990, extendió su mandato en cinco años más, en unas elecciones que no han logrado el reconocimiento del grueso de la comunidad internacional, incluido la OEA que las tachó de “ilegítimas”.