EFE.- La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (MOE/OEA) indicó este martes que las elecciones generales del pasado domingo en Honduras se desarrollaron con “alegría y responsabilidad” pese al contexto adverso por la pandemia y la violencia política.

La MOE/OEA, encabezada por el expresidente costarricense Luis Guillermo Solís, presentó hoy en Tegucigalpa su informe preliminar de los comicios del país centroamericano en el que saluda al pueblo hondureño por “su compromiso cívico” demostrado en la jornada electoral.

“La sociedad hondureña votó con convicción, alegría y responsabilidad en un contexto sanitario adverso marcado por la pandemia y la violencia, la cual fue denunciada oportunamente por la Misión”, destaca el documento.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La Misión destaca la amplia participación de observadores nacionales el día de la jornada electoral, así como el trabajo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional para garantizar la distribución y seguridad del material electoral y de los centros de votación, añade.

La MOE/OEA se mantendrán en Honduras con un equipo técnico para dar seguimiento al proceso de escrutinio definitivo, y resaltó “el ambiente pacífico” en el que se han estado recibiendo los resultados electorales.

Según el último boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE), Xiomara Castro, candidata del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), suma 976.107 votos (53,42 %), contra 622.382 (34,06 %) de Nasry Asfura, del gobernante Partido Nacional, correspondiente al 52,41 % de actas recibidas.

La OEA aplaudió que los consejeros del CNE hayan podido superar las diferencias partidarias y señaló que, aunque sean de diferentes partidos, siempre “deben priorizar los intereses de la ciudadanía y los objetivos de la institución por sobre los de las organizaciones políticas”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Sin embargo, lamentó que los partidos políticos no hayan logrado un consenso para aprobar una nueva ley procesal electoral antes de las elecciones, un “vacío que ha sido cubierto con la emisión de una ley supletoria que autorizó al Tribunal de Justicia Electoral (TJE) a definir sus procesos por la vía reglamentaria”.

La Misión de la OEA está integrada por 91 personas de 22 nacionalidades, quienes se desplazaron en 17 de los 18 departamentos del país.

Los observadores de la OEA se reunieron en Honduras con autoridades del Estado, actores políticos, representantes electorales, candidatos presidenciales y miembros de organizaciones de la sociedad civil.

LEER: La inmigración en Centroamérica: un problema muy económico

Más de 5 millones de hondureños estaban convocados a las elecciones para elegir un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados al Parlamento local, 20 al Centroamericano y 298 alcaldías municipales.

En los comicios, los undécimos consecutivos desde 1980, cuando el país centroamericano retornó al orden constitucional, participaron 14 partidos y doce candidatos presidenciales.