Reuters.- Los futuros del trigo en Estados Unidos aumentaron el jueves, en una jornada en la que una serie de compras para importaciones y los temores de daños por lluvia en la cosecha de Australia desviaron la atención de las preocupaciones sobre la propagación de la nueva variante del coronavirus.

Los futuros de la soja y el maíz también avanzaron.

La demanda mundial de trigo volvió a centrarse en la menguante disponibilidad de molienda de trigo. Además, el principal proveedor, Rusia, está considerando nuevas restricciones a la exportación y el suministro de Australia se volvió incierto por unas lluvias torrenciales.

Arabia Saudita dijo que está buscando 535,000 toneladas de trigo, después de que Egipto compró el lunes 600,000 toneladas en su mayor adquisición en años. Túnez y Jordania también realizaron compras.

“El trigo (…) está muy escaso”, dijo Jim Gerlach, presidente de la corredora AC Trading, con sede en Indiana.

Leer también: Caída de producción mundial de trigo para elaborar pan desata frenesí por suministros

El contrato de trigo más activo en la Bolsa de Chicago (CBOT) subía 26 centavos a 8.165 dólares el bushel a las 17:00 GMT.

El mercado extendió un repunte desde los mínimos de casi tres semanas alcanzados el martes, cuando el nerviosismo de los inversores por el impacto de la nueva variante ómicron provocó una venta generalizada.

Las presiones inflacionarias ayudaron a elevar los precios de los cereales, dijo Gerlach, que añadió que “todo está teñido ahora mismo por esta corriente inflacionaria subyacente”.

En otras noticias sobre la demanda, los exportadores privados informaron la venta de 164,100 toneladas de soja estadounidense a destinos desconocidos y 130,000 toneladas a China, dijo el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, confirmando un informe de Reuters divulgado el miércoles.

La soja en la CBOT subió 14 centavos a 12,425 dólares el bushel y el maíz ganó 6.5 centavos a 5.78 dólares el bushel. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook