En la actualidad en el mundo hay más de 1.000 millones de personas que tienen algún tipo de discapacidad.  En Costa Rica, según cifras del Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis) y el Instituto Nacional de Estadística (INEC), son 670.640 adultos los que experimentan algún tipo de dificultad para estudiar, trabajar o desenvolverse de manera independiente. Se trata de una población que, estadísticamente, tiene tasas de empleo y educación más bajas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Esta cifra no representa la verdadera dimensión del problema: el 70% de las discapacidades son “invisibles” o sencillamente no se asumen com o tales, como sucede con los problemas de aprendizaje, la dislexia o incluso alguna condición que afecta emocionalmente e impacta la capacidad de las personas para llevar una vida normal. Por una u otra razón, y así sea tan sólo por el deterioro propio de la edad, todos enfrentaremos algún tipo de discapacidad en algún momento de nuestra vida.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

No tomar en cuenta las cifras de discapacidad implica dejar sin oportunidades a por lo menos una sexta parte de la humanidad, e ignorar que en esas dificultades estaremos todos, tarde o temprano, por un accidente, una enfermedad o por el simple paso de los años. Precisamente por eso se considera que la tecnología digital puede ser una forma para reducir la brecha y superar las barreras de la comunicación, interacción y la información.

En el mundo del trabajo híbrido, la tecnología es un factor crucial para determinar qué tan inclusivo puede ser su lugar de trabajo. Para muchos empleados con discapacidades, puede significar la diferencia entre rendir al máximo como miembro igual del equipo o quedar fuera de la conversación por completo. Pensando en ello, Microsoft ha puesto la accesibilidad en el centro del diseño de sus productos y servicios y ha trabajado para generar soluciones incluyentes que permiten a las personas con discapacidad ser más productivas, desarrollar sus habilidades y su potencial.

LEER: Cerrar fronteras e imponer estados de emergencia, respuestas falsas a ómicron

Los productos y soluciones de Microsoft están diseñados para incluir las necesidades diferentes y proporcionar servicios y aplicaciones que le permiten llegar a más personas. “En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, queremos reafirmar nuestro compromiso de empoderar a cada individuo, independientemente de sus habilidades. Hacer que la tecnología esté al servicio de todos, democratizar la IA y su potencial para incluir a todas las personas son formas de contribuir a reducir las desigualdades y colaborar con la construcción de una sociedad más justa”, palabras de Ineke Geesink, Gerente País para Microsoft Costa Rica.

Algunas de las características de accesibilidad de las soluciones más comunes de Microsoft incluyen:

  • Lector Inmersivo
  • Editor
  • Dictado
  • Lectura en voz alta
  • Teams
  • Power Point
  • Accesibility Checker
  • Bienestar – VIVA
  • Accesibility Insights

Windows 11 es la versión de Windows con el diseño más inclusivo, pues brinda facilidades en el uso, con tecnologías de asistencia como Narrador, Lupa, Subtítulos y Reconocimiento de voz de Windows. En conjunto estas herramientas les ofrecen posibilidades a personas en todo el espectro de discapacidades. Entre sus novedades también está el Windows Voice Typing. El ícono de “Facilidad de acceso” y la configuración de “accesibilidad”.

Su objetivo es garantizar que sus productos permitan a las personas con discapacidades conectarse, comunicarse y contribuir es fundamental para la misión de Microsoft, y la organización está comprometida con la mejora continua. Su guía más importante en este aprendizaje es la retroalimentación de sus clientes y usuarios y para ello, en las aplicaciones de Microsoft 365, en el menú Archivo cualquiera puede seleccionar “Comentarios”, luego “Enviar una sugerencia” que incluya la etiqueta #accessibility.