Reuters.- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, remarcó el lunes los lazos con Taiwán, en medio de las críticas contra su gobierno, y dijo ser aliado de Estados Unidos a pesar de las sanciones que la administración de Joe Biden ha impuesto a algunos funcionarios de la nación centroamericana.

Giammattei no fue invitado a la Cumbre por la Democracia que presidirá esta semana Biden como anfitrión, pero viajó a Washington para participar en un evento de The Heritage Foundation, una asociación de grupos de expertos que promueve políticas públicas y valores estadounidenses.

“Nos consideramos un país aliado y amigo (de Estados Unidos) aunque existan funcionarios de este gobierno que no lo entiendan en su justa y verdadera dimensión”, afirmó Giammattei. “Aquí les menciono un par de temas que lo ponen en evidencia. Primero, relaciones diplomáticas con Taiwán, no China, somos los únicos que quedamos en la región”, añadió.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Al igual que Guatemala, tampoco recibieron invitación a la cumbre organizada por la Casa Blanca los otros dos integrantes del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, El Salvador y Honduras.

La izquierdista Xiomara Castro, que se perfila como la próxima presidenta de Honduras tras los comicios del 28 de noviembre, afirmó durante la campaña electoral que, de ganar, “de inmediato” establecería lazos formales con Pekín.

Sin embargo, poco después de una inusual visita de un alto funcionario de Estados Unidos, un asesor de la candidata aclaró que no se había tomado una decisión definitiva, y la semana pasada su compañero de fórmula matizó que el próximo gobierno no se acercará a China si mantiene buenas relaciones con Washington.

El Departamento de Estado estadounidense ha manifestado su preocupación por la supuesta persecución por parte de la justicia guatemalteca de defensores de derechos humanos, periodistas y del exfiscal Juan Sandoval, reconocido por su lucha contra la corrupción y quien huyó del país.

Poco después de la intervención de Giammattei, la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) guatemalteca emitió una orden de arraigo en contra de Juan Font, un crítico periodista local, quien ha sido perseguido por esa dependencia en los últimos meses. 

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter