El principal epidemiólogo del gobierno estadounidense, Anthony Fauci, señaló este martes que aunque tomará un par de semanas juzgar adecuadamente la severidad de la nueva variante Ómicron, los indicadores actuales sugieren que no es peor y posiblemente sus efectos son menores.

El consejero médico del presidente Joe Biden abundó que el análisis de la variante Ómicron se está realizando en tres áreas principalmente: transmisibilidad, gravedad de la enfermedad y qué tan bien evade la inmunidad de infecciones y vacunas previas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Anthony Fauci dijo que la nueva variante es “claramente más transmisible”, posiblemente mucho más que la variante Delta, y también las re infecciones son mayores con Ómicron.

Señaló que las autoridades estadounidenses están analizando la evolución de esta variante “de manera muy cuidadosa todos los días”.

El epidemiólogo estadounidense indicó que los resultados de los experimentos para probar la efectividad de los anticuerpos de las vacunas actuales versus la variante Ómicron se darán a conocer “en los próximos días”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

En Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia con más de 788.000 fallecidos, casi el 60 % de la población cuenta con la pauta completa de vacunación y el 22 % ha recibido además ya la dosis de refuerzo de los sueros disponibles.