Reuters.- Canadá se unió a Australia y al Reino Unido el miércoles en un boicot diplomático liderado por Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, al considerar que era importante enviar un mensaje claro sobre el historial de derechos humanos de China.

Estados Unidos dijo que los miembros de su gobierno no acudirán a la competencia programada para febrero debido a las “atrocidades” vinculadas a los derechos humanos cometidas por China, semanas después de conversaciones destinadas a aliviar las tensas relaciones entre las dos economías más grandes del mundo.

China dijo que Estados Unidos “pagará un precio” por la decisión y advirtió sobre contramedidas sin dar detalles, mientras el Comité Olímpico Internacional (COI) trató de restar importancia al creciente boicot diplomático.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que Pekín debería estar al tanto de las preocupaciones occidentales de larga data sobre los derechos humanos en China. “(Entonces) no debería sorprender que hayamos decidido no enviar representación diplomática”.

Leer también: EEUU no ve progresos suficientes para invitar a Centroamérica a cumbre

Mientras Trudeau hablaba, el presidente del COI, Thomas Bach, dijo que el Comité siempre se había preocupado por la participación de los atletas en los Juegos Olímpicos.

Consultado anteriormente en el parlamento si su país seguiría el ejemplo de Washington, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo: “Habrá efectivamente un boicot diplomático de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, no se espera que asistan ministros ni funcionarios”.

“No creo que los boicots deportivos sean sensatos y esa sigue siendo la política del gobierno”, agregó, indicando que los atletas británicos seguirán compitiendo.

Previamente, el primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo que su decisión se produjo debido a las luchas de Australia por reabrir canales diplomáticos con China para discutir presuntos abusos de derechos humanos en la región occidental de Xinjiang y las medidas de Pekín contra las importaciones australianas.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

China ha negado cualquier irregularidad en Xinjiang y dijo que las acusaciones son fabricadas. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, dijo en una sesión informativa diaria en Pekín que los políticos australianos estaban involucrados en “posturas políticas”.

“Vengan o no, a nadie le importa”, agregó.

El Comité Olímpico Australiano dijo que el boicot no tendría ningún impacto en los preparativos de los atletas para los Juegos, que se llevarán a cabo del 4 al 20 de febrero, y agregó que las “opciones diplomáticas” son un asunto de los gobiernos.

Otros aliados de Estados Unidos han tardado en comprometerse a unirse al boicot, aunque Japón está considerando no enviar miembros del gabinete a los Juegos, dijo el miércoles el diario Sankei Shimbun, citando fuentes gubernamentales no identificadas. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook