EFE.- Estados Unidos considera que la resolución emitida el miércoles por la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la situación democrática de Nicaragua es un “mensaje fuerte” que refleja la existencia de una “coalición de democracias”.

 Así lo afirmó este jueves la subsecretaria adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Emily Mendrala, durante una rápida visita a Costa Rica, donde se reunió con exiliados nicaragüenses y con autoridades gubernamentales costarricenses. 

“Reconocemos el voto en la OEA. Hay una coalición de democracias muy fuerte que está mandando mensajes fuertes al Gobierno de Nicaragua acerca de la importancia de la democracia y de cumplir con  la carta interamericana”, expresó Mendrala.

La OEA aprobó el miércoles una resolución para pedir al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que deje entrar al país centroamericano a una misión diplomática para iniciar un diálogo sobre reformas electorales y la convocatoria de nuevas elecciones.

La resolución se aprobó con el voto a favor de 25 de los 34 miembros activos de la OEA, 8 países se abstuvieron, incluidos México, Argentina, Bolivia y Honduras, mientras que Nicaragua fue la única en votar en contra.

Leer también: La OEA pide a Ortega que deje entrar a Nicaragua a una misión diplomática

La iniciativa insta al Gobierno de Ortega a que “con carácter urgente y como primera medida” ponga en libertad a todos los “presos políticos” y acepte una misión de “buenos oficios” de alto nivel.

La subsecretaria adjunta estadounidense comentó este jueves que esa resolución “manda un mensaje de que lo que sucede en Nicaragua no es un modelo para la región y no representa la democracia”.

“Estamos muy claros de lo que pasó en noviembre el día de las elecciones. No fueron justas, transparentes y no había un proceso democrático en Nicaragua. Muchos en la región estamos comprometidos a promover la democracia en Nicaragua y parte de eso es utilizar las herramientas que tenemos económicas y diplomáticas”, declaró Mendrala.

En ese sentido, la funcionaria estadounidense defendió las sanciones económicas y diplomáticas que el Gobierno de Estados Unidos ha impuesto a funcionarios e instituciones nicaragüenses.

“Es una manera con la que podemos demostrar la importancia de la democracia, de los valores democráticos en la región. Hemos puesto sanciones al Gobierno, a entidades e individuos que han participado en las acciones antidemocráticas y en los abusos de derechos humanos de parte del Gobierno Ortega-Murillo”, declaró Mendrala.

La funcionaria norteamericana reiteró que su Gobierno ve “con mucha preocupación” la situación de Nicaragua y que está consciente de que “mucha gente está huyendo del régimen Ortega-Murillo” a países como Costa Rica y Estados Unidos.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En ese sentido reconoció el papel que ha jugado Costa Rica en la acogida de migrantes nicaragüenses y en el trámite de solicitudes de refugio de personas nicaragüenses que desde 2018 suman ya 120,000.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde 2018, cuando manifestaciones multitudinarias contra Ortega fueron reducidas con ataques armados que, según Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejaron al menos 355 muertos.

La crisis empeoró cuando Ortega, acompañado por esposa Rosario Murillo como vicepresidenta, resultó reelecto en noviembre pasado tras arrestar a siete aspirantes a la Presidencia por la oposición, anular tres partidos opositores, y establecer leyes restrictivas.

La OEA rechazó la legitimidad de la reelección de Ortega y el Gobierno nicaragüense anunció su retiro del organismo. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook