EFE.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, señaló este jueves en su Twitter que el Gobierno de Estados Unidos “no acepta colaboración, amistad o alianza”, esto luego de que el país norteamericano sancionara a otro funcionario del Ejecutivo.

La publicación del mandatario se da unas horas después que el Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionara a la jefa del gabinete de Gobierno de El Salvador, Carolina Recinos, por presunta corrupción en la gestión de la pandemia de la covid-19.

“Esta claro que el Gobierno de Estados Unidos no acepta colaboración, amistad o alianza. Es sometimiento absoluto, o nada”, escribió Bukele.

Leer también: EE.UU. dará 424 millones de dólares para prensa libre y lucha anticorrupción

Añadió que “se ven hasta absurdas esas acusaciones diarias. No sabía que les interesara tanto El Salvador”.

El Departamento del Tesoro acusa a Recinos de haber liderado una estructura corrupta multimillonaria implicada en compras “sospechosas” para la construcción de un hospital y de autorizarlas a varios ministerios en temas vinculados a la pandemia.

En un comunicado, el Gobierno estadounidense puso como ejemplos de esas compras sospechosas el gasto de millones de dólares en mascarillas quirúrgicas y batas de hospital a empresas que no tenían ninguna relación aparente con el sector sanitario o la manufacturación.

“Funcionarios salvadoreños concedieron millones de dólares en contratos inflados por la pandemia de covid-19 que se tradujeron en sobornos a miembros del Gobierno y a algunos de los asesores del presidente Nayib Bukele”, indicaron las autoridades de EE.UU.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El miércoles, el Departamento del Tesoro anunció sanciones contra dos funcionarios salvadoreños por corrupción durante “negociaciones secretas” del presidente con la “Mara Salvatrucha” (MS-13).

Se trata de los directores de Centros Penales, Osiris Luna, y de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín.

En respuesta a esto, el mandatario publicó en su Twitter un hilo en el que reveló los supuestos temas abordados con Jean Manes, exencargada de Negocios de los Estados Unidos, en una reunión privada sostenida a mediados de septiembre.

De acuerdo con Bukele, Manes le “pidió 4 cosas”, entre estas liberar al político Ernesto Muyshondt, quien se encuentra en prisión por estar acusado de incumplimiento de deberes y que también es señalado de supuestamente negociar favores políticos con las pandillas y entregarles más de 600,000 dólares.

“ATAQUE” A PLAN GUBERNAMENTAL

El asesor jurídico de la Presidencia de El Salvador, Javier Argueta, señaló este jueves a periodistas que los “informes” – en referencia a las sanciones- emitidas por EE.UU. a funcionarios de Bukele son parte de un “ataque” a los resultados de un plan de seguridad gubernamental contra las pandillas.

“Todo este ataque viene, y todos estos informes vienen, precisamente por la efectividad que se está teniendo (con el Plan Control Territorial) y por la caída que están teniendo los dos partidos políticos que estuvieron gobernando por 30 años”, dijo Argueta en referencia a las formaciones Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Aseguró que dichos partidos políticos “sí negociaron con pandillas” y se “convirtieron en actores terroristas”. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook