El famoso empresario Elon Musk ha vuelto a poner en marcha sus proyectos con Neuralink la cual fundó en 2016, en los que busca implantar chips en el cerebro para conectarlo con computadoras y así ayudar a personas con daño espinal e incluso desordenes neurológicos.

Previamente en 2021 se habían realizado pruebas con implantes de Neuralink en monos los cuales solo con su mente podían jugar Pong en una computadora, posteriormente Musk dijo que dichos implantes resultaron ser seguros durante las pruebas y al removerse de los monos.

Y recientemente el empresario dijo en un panel organizado por The Wall Street Journal, Musk con respecto a la seguridad de las pruebas anteriores que “Esperamos tener esto en nuestros primeros humanos, lo cual servirá para tratar severos daños en médula espinal, como en tetrapléjicos, el próximo año”.

Leer también: NASA lanzó misión para estudiar agujeros negros

Anteriormente en 2019, Musk había aplazado la colocación de estos implantes en humanos para 2020 y después en 2021 dijo que esperaba estas pruebas se realizaran a finales de ese mismo año. Dichos retrasos se dicen podrían estar relacionados con la obtención de los permisos de la FDA.

La empresa Neuralink aún no ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) en Estados Unidos a pesar que el propio Musk ha expresado que los estándares que debe cubrir la empresa son “sustancialmente más altos” que los que son requeridos generalmente por esta agencia estadounidense.

Synchron la empresa aliada de Neuralink para estas pruebas con chips, aún está de igual manera buscando conseguir los permisos por parte de la FDA.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook