Por Natiana Gándara / Prensa Libre

Sumado al interés que expresaron empresarios estadounidenses del sector textil de realizar inversiones hacia Guatemala y trasladar las fábricas que tienen en China, se agrega la posibilidad de atraer empresas de manufactura que se dedican al ensamble y envío de partes de vehículos.

Sin especificar nombres o marcas, el ministro de Economía, Antonio Malouf, dijo que una de ellas es japonesa y la otra, de Estados Unidos. El funcionario acompañó al presidente Alejandro Giammattei a una gira de tres días en Washington, D.C., y la última reunión se sostuvo con integrantes de la Cámara de Comercio estadounidense a quienes les presentaron las ventajas competitivas de Guatemala.

Malouf aseguró que los resultados de toda la gira fueron positivos, pues incluso, se reunieron con el gerente de General Motors, quien mostró entusiasmo al conocer que una fábrica japonesa de partes de automóviles está considerando instalarse en Guatemala, y de concretarse, “ellos también estarían interesados en venir”.

El viceministro de Inversión y Competencia, Lisardo Bolaños fue el encargado de acompañar a los empresarios japoneses durante una visita que realizan para conocer el país, pues si esos planes se concretan, la generación de empleos se calcula en al menos 10 mil.

Triplican meta de inversión

En opinión de Malouf cuando se empieza a generar este tipo de inversiones, se produce un efecto “dominó” y estimó que se pueden captar hasta US$3 mil millones en Inversión Extranjera Directa -IED- el próximo año.

Los primeros US$1 mil millones ingresarían por parte de la empresa Millicom, que recientemente anunció ese monto, aparte de la transacción por US$2 mil 200 millones por la adquisición del 45% de las acciones de la empresa Comcel (Tigo Guatemala), por lo que ya es dueña del 100% de la compañía.

Es así como a noviembre del 2021, el monto acumulado en atracción de IED a Guatemala asciende a US$3 mil 433.9 millones, triplicando la meta de US$1 mil 200 millones establecida por el Ministerio de Economía para el 2021 como parte del plan para la reactivación económica del país.

Según el último reporte del Programa Nacional de Competitividad, ese monto supera las cifras atraídas por el país en los últimos 10 años. Durante el año 2020 se concretaron US$905.5 millones, en el 2019 US$974.7 millones y en el 2018 US$980.7 millones, según datos del Banco de Guatemala (Banguat).

Rolando Paiz, Comisionado Presidencial para la Competitividad e Inversión, informó que en noviembre se confirmó el inicio de ocho proyectos de inversión y reinversión que representan US$2 mil 383.5 millones, los que generarán un estimado de dos mil nuevos empleos. Siete de estos proyectos corresponden a reinversiones en los sectores de comercio, infraestructura, servicios, telecomunicaciones, energía y manufactura, así como en servicios.

De la recuperación a la transformación

Malouf compartió que la recuperación económica, después del covid-19, se convirtió en el ABC de la economía y se transformó en atracción de inversión, búsqueda de nuevos mercados, crecimiento para las mipymes y digitalización. “Esa combinación permitirá un crecimiento sostenido de un punto o punto y medio más arriba este año”, expresó.

El funcionario considera que ya no es una “recuperación, sino una transformación económica” por el trabajo conjunto con el sector privado para continuar avanzando en el Plan Guatemala No se Detiene con el objetivo de evidenciar los resultados en el corto, mediano y largo plazos.

“Creemos que el 2021 cerrará arriba del 7% de crecimiento y para el otro año deberíamos estar arriba del 5%, pero lo importante, es sostenerlo al menos una década”, enfatizó.

*En alianza con Prensa Libre