EFE.- El Gobierno dominicano anunció este martes que destinará unos 200.000 dólares para financiar parte del costo de los boletos aéreos de los emigrantes que vuelen al país desde Nueva York y Nueva Jersey entre el 21 de diciembre y el 11 de enero.

La medida tiene el propósito de paliar el “alto costo” en los pasajes aéreos que se registran en la actualidad, según explicó el presidente Luis Abinader en rueda de prensa.

El precio de los pasajes desde Nueva York o Nueva Jersey oscila de 1.000 a 1.500 dólares en la actualidad, y con el aporte de las autoridades el precio que pagará el viajero no superará los 500 dólares, con los impuestos incluidos, según Abinader.

Las compañías por la que podrán viajar los dominicanos durante ese período son la Sky Cana y la Eastern Airlines, cuyos aviones solo aterrizarán en Santo Domingo y Santiago desde los aeropuertos John F. Kennedy, en Nueva York, y Newark, en Nueva Jersey.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

De acuerdo con el gobernante, más de 5.000 dominicanos podrán acogerse a esas facilidades.

La ciudad de Nueva York es la principal colonia dominicana en el extranjero y alberga cerca de dos millones de dominicanos o de personas con ascendencia de ese país.

Al margen del subsidio a los pasajes, Abinader informó de que se ha dispuesto una vía “más expedita” para que a los pasajeros dominicanos se les devuelvan los 10 dólares de impuestos que paga todo viajero que llegue al país.

El presidente Abinader destacó que esas medidas van en correspondencia con la responsabilidad que han demostrado los dominicanos que residen en el exterior que, con el envío de remesas al país, han contribuido de manera fundamental a la recuperación económica del país.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Abinader, quien también estuvo acompañado del ministro de Turismo, David Collado, aseguró que el Gobierno piensa ampliar esas facilidades aéreas en el verano próximo para los dominicanos que residen en la ciudad estadounidense de Miami. 

LEER: Seis universidades de habla hispana impulsan cerrar brechas digitales