Para muchos inmigrantes llegar a un nuevo país significa comenzar de cero. A la vez, puede ser una oportunidad para nuevas ideas, y ese fue el caso de una emprendedora cubana llamada Katherine Fernández.

Ella llegó a los Estados Unidos hace nueve años dejando a su mamá, papá y hermana en Cuba. Ahora, Katherine es una exitosa empresaria, al lado de su esposo crearon Closet Detail, donde diseñan armarios elaborados para muchos famosos. Katherine recuerda que haber llegado a un país totalmente desconocido para ella, con solo sueños, fue algo muy difícil que la impactó especialmente por el idioma inglés, “Primero fue la necesidad que teníamos en ese momento, los deseos y las ganas de hacer algo diferente y llegar a tener algo entre los dos’’, asegura. 

Le recomendamos: TI Outsourcing la evolución constante a favor de la empresa

Rashel Diaz, Alicia Machado, Scarlet Ortiz, Alexis Valdés, María Celeste Arrarás y Adamari López son solo algunas de las personalidades que le han abierto las puertas de su casa a Katherin Fernández, una joven inmigrante cubana de 29 años, radicada en Miami, que hoy le demuestra al mundo que con talento, perseverancia y esfuerzo, sí se puede conseguir el sueño americano, aun atravesando tiempos de pandemia, teniendo uno de los modelos de negocio más glamorosos y rentables cuando de tener clientes famoso se trata.

“No te puedes imaginar la cantidad de veces que le escribí a artistas e influencers para que me dieran la oportunidad de transformar sus armarios. Fueron cientos de mensajes sin respuesta, en verdad cientos, pero nunca perdí la fe, y seguí perseverando. Muchísimos famosos me dijeron que no, y fue duro, pero durante meses insistí. Recuerdo que le daba copiar y pegar [al mensaje] de la misma persona, hasta que un día recibí respuesta. Y ahí comenzó este boom que hoy nos tiene la agenda cargada de trabajo hasta el año próximo 2022”, cuenta la cubana. Fernández, es la creadora de Closet Detail, junto a su esposo Abdiel Rodríguez, de 45 años.

Camino al éxito

Cansados de trabajar como obreros y desempeñar duros oficios en áreas y empresas que no los satisfacían, Katherin y Abdiel decidieron aventurarse en un rubro que, aunque no conocían del todo, despertaba un gran talento y capacidad de desarrollo en ambos.

No se pierda: La evolución de los espacios industriales llega a Centroamérica

“Después de trabajar en supermercados, en compañías de zapatos, restaurantes, en el acuario con los animales, en carpintería, nos dimos cuenta de que vivíamos inmensamente frustrados. La verdad, ninguno de los dos teníamos experiencia haciendo clósets, pero teníamos muchas ganas de salir adelante, y con eso nos bastó”, dijo Katherin sobre el inicio de Closet Details, empresa fundada en Miami, en marzo del año 2017. Hoy cuenta con un equipo de más de 10 colaboradores.

Katherin Fernández, migrante cubana, emprendedora y cofundadora de Closet Detail. Foto: Archivo particular.

“Fueron tantas las dificultades que pasamos, que es imposible no llorar cuando lo recuerdo. No teníamos dinero ni para comer, compartíamos hasta la sopa cuando íbamos a un restaurante, porque no nos alcanzaba para más. Yo trabajaba y estudiaba inglés, así que comía en el carro cualquier cosa, fue una época muy dura”, recordó la joven.

La emprendedora ha transformado el hogar de artistas de Miami como Jacob Forever y los Pichy Boys, estos últimos, humoristas e influencers cubanos que resaltan su historia de éxito y superación. “Falta mucho por crecer y aprender. Todas las lágrimas, la frustración y el sufrimiento valieron la pena. Aún no me creo que tengamos una marca sólida, una cartera de clientes soñada, y que más de 200.000 personas nos sigan en redes sociales. Es un sueño hecho realidad y que nos demuestra a todos que el sueño americano sigue más vivo que nunca”, concluye.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter