Reuters.- Citigroup Inc dijo a sus empleados en el área metropolitana de Nueva York que pueden trabajar desde casa durante la temporada de fin de año, mientras que Goldman Sachs Group Inc canceló las fiestas en la zona, dijeron el jueves a Reuters personas con conocimiento del asunto.

Los gigantes de Wall Street son las últimas instituciones financieras en repensar sus planes para volver a la normalidad en medio de un aumento en los casos de COVID-19 en Nueva York y otros centros financieros y las crecientes preocupaciones sobre la variante ómicron, de rápida propagación.

Citigroup dijo el miércoles al personal de las oficinas del área metropolitana de Nueva York que deberían trabajar desde casa si puede hacerlo, señaló la fuente. A los empleados vacunados se les permitió regresar a algunas oficinas de la compañía en los últimos meses.

Leer también: Aeropuertos y aerolíneas piden el fin de las nuevas restricciones por ómicron

Goldman Sachs, que no ha enviado personal a casa, había organizado fiestas navideñas durante las últimas semanas, pero el jueves dijo que cancelaría las reuniones restantes debido a las preocupaciones sobre COVID-19, según otra fuente.

La nueva variante del COVID se ha detectado en 77 países desde que se identificó por primera vez hace tres semanas, lo que alimenta las preocupaciones de que su gran cantidad de mutaciones lo ayudarán a propagarse más rápido y a evadir la protección proporcionada por las vacunas.

JPMorgan Chase & Co le dijo esta semana al personal no vacunado en Manhattan que trabajara desde casa, mientras que el banco de inversión Jefferies Financial Group pidió la semana pasada a sus trabajadores en Manhattan y en otros lugares que nuevamente se mantuvieran alejados de la oficina.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook