Reuters.– Es probable que un alza de las tasas de interés se justifique “poco después” de que la Reserva Federal finalice sus compras de bonos en marzo, con una inflación “alarmantemente alta” y el mercado laboral cerca del pleno empleo, dijo el viernes el gobernador de la Fed Chris Waller.

La Fed acordó esta semana acelerar el final de la compra de bonos de la era pandémica para marzo, un precursor de la subida de tipos, ya que los responsables de la política monetaria reconocieron que la inflación no se está reduciendo tan rápido como se esperaba y les exigió que estuvieran preparados para actuar imponiendo mayores costos de endeudamiento.

Waller dijo que los aumentos de tasas también podrían tener que producirse antes de lo esperado.

Leer también: Ómicron será la variante predominante en EE.UU. en las próximas semanas

“El momento apropiado para el primer aumento en la tasa (…) dependerá de la evolución de la actividad económica”, dijo al Forecasters Club de Nueva York.

“Pero dadas mis expectativas sobre la inflación y las condiciones del mercado laboral, creo que se justificará un aumento en el rango objetivo para la tasa de fondos federales poco después de que finalicen nuestras compras de activos”.

“Como otros, esperaba que los mercados se ajustaran rápidamente” a la reapertura económica y que la oferta global y el mercado laboral estadounidense volviera a la normalidad, dijo Waller. “Claramente eso no está sucediendo”.

Si bien la variante de ómicron del COVID-19 plantea el riesgo de un crecimiento y una recuperación más lenta, “tampoco sabemos si exacerbará la escasez de mano de obra y suministro de bienes y agregará presión inflacionaria”, dijo Waller.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook