Investing.com.- “Para aquellos que se lo están preguntando, pagaré más de $11,000 millones en impuestos este año”.

Así ha anunciado el CEO de Tesla (NASDAQ:TSLA) su factura fiscal. Y lo hace en un momento en el que ha ido anunciando poco a poco diferentes operaciones de compra y venta de acciones en el fabricante de vehículos eléctricos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Musk ha vendido acciones de Tesla por valor de 14.000 millones de dólares desde principios de noviembre, después de preguntar a sus seguidores en una encuesta de Twitter (NYSE:TWTR) si debería vender el 10% de sus acciones y que casi un 58% de sus seguidores respondiera que sí.

Las opciones sobre acciones que tiene Musk desde 2012 expirarán el próximo mes de agosto de 2022. Para ejercerlos, debe pagar impuestos sobre las ganancias.

En lugar de recibir un salario o un bono en efectivo, la riqueza de Musk proviene de la adjudicación de acciones y ganancias en el precio de las acciones de Tesla.

Aunque las acciones de Tesla han caído desde la encuesta de Twitter de Musk, siguen siendo increíblemente valiosas: las acciones han subido un 28% en lo que va del año.

“Cuando Musk quiere efectivo, simplemente puede pedir dinero prestado utilizando las acciones de su empresa como garantía. Sin embargo, esta práctica ha sido criticada por algunos políticos como una laguna fiscal para los mega-ricos”, publica CNBC.

Entre 2014 y 2018, Musk pagó 455 millones de dólares en impuestos sobre 1,520 millones de ingresos, según ProPublica, a pesar de que su riqueza creció en 13,900 millones de dólares durante ese período.

Por Laura Sánchez

Investing.com
Investing.com