Reuters.– Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a mediano plazo caían el lunes, luego de un golpe a los planes de gasto demócratas en Washington y por las preocupaciones sobre la continua propagación de la variante del coronavirus ómicron.

La rentabilidad de la nota a tres años operaba en 0.891%, una caída de 3.5 puntos básicos en las operaciones de antes del mediodía en Nueva York. El retorno a 10 años bajaba 1.3 puntos básicos a 1.3885%. A inicios de sesión tocó un mínimo de 1.353%, el nivel más bajo desde el 3 de diciembre, para luego recuperarse.

Analistas dijeron que los inversores reaccionaban en parte a las conversaciones sobre gastos en Washington. El domingo, el senador estadounidense Joe Manchin, un demócrata moderado que es clave para las esperanzas del presidente Joe Biden de aprobar un proyecto de ley de inversión nacional de 1.75 billones de dólares, dijo que no apoyaría el paquete. Goldman Sachs recortó sus pronósticos de PIB y Wall Street caía ante la noticia.

Leer también: Neutralizar ómicron necesita la dosis de refuerzo, dice un estudio

Para los inversores en el mercado de deuda del Tesoro, la noticia probablemente significó la emisión de menos deuda gubernamental y quizás menos presión sobre la Reserva Federal de Estados Unidos para aumentar las tasas de interés, dijo Ellis Phifer, estratega de mercado de Raymond James.

Además, el aumento de las infecciones globales de la variante del coronavirus ómicron generó preocupaciones en los mercados financieros, ya que muchas naciones europeas y Gran Bretaña sopesan la posibilidad de restricciones durante la Navidad.

La negociación hacía subir una parte de la curva de rendimiento del Tesoro seguida de cerca y mide la brecha entre los retornos a dos y 10 años, que se considera un indicador de las expectativas económicas. Se ubicaba en 77 puntos básicos, alrededor de un punto básico por encima del cierre del viernes. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook