EFE.- Cuba proyecta crecer en torno al 4 % en 2022, como parte de la recuperación “gradual” de su economía y tras el desplome del 11 % producto interior bruto (PIB) registrado en 2020, informó este martes el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil.

El también viceprimer ministro cubano explicó a los diputados en la sesión de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), en presencia del presidente Miguel Díaz-Canel y de su predecesor, Raúl Castro, que este pronóstico se basa en parte en una eventual recuperación del turismo, sector clave para el país.

Ese sector es la segunda fuente oficial de ingreso de divisas -solo por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior- y aporta cerca del 10 % del PIB.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Gil mencionó que el crecimiento proyectado supera las caídas de los años 2019 y 2020 y parte del cálculo previsto de un aumento del PIB del 2% en 2021. Esta proyección para el presente ejercicio, difundida el mes pasado, contrasta con la estimación del 6 % anunciada en mayo.

A este respecto, el titular de Economía y Planificación mencionó que los efectos de la pandemia, el recrudecimiento del embargo de Estados Unidos, el aumento de los precios de importación y otras “tensiones” impidieron alcanzar la meta del 6 %.

Gil apuntó como prioridad del Plan de la Economía presentado avanzar en la estabilización macroeconómica, recuperar el papel del peso cubano (cup) como centro del sistema financiero y controlar la inflación.

Los indicadores económicos de Cuba provienen del Estado, no se auditan en el exterior y son difíciles de contrastar, ya que el país no forma parte de organismos internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La inflación y devaluación del peso cubano (cup) se dispararon en enero de este año con la puesta en marcha de la “Tarea Ordenamiento”, un paquete de reformas económicas que incluyó la unificación monetaria y cambiaria, el incremento de los precios y salarios, y la reducción de los subsidios.

Gil señaló recientemente que la inflación superará este año el 70 % en el comercio minorista. El repunte de los precios en el mercado informal es muchísimo mayor.

Al respecto, Gil reiteró que la clave para eliminar el incremento de los precios y aumentar el valor de la moneda local es incrementar la oferta, una cuestión que todavía no se ha resuelto.

Cuba atraviesa una fuerte crisis económica reflejada en la escasez de productos básicos y alimentos, la mayoría concentrados en tiendas de pago exclusivo en divisas extranjeras, pese a que la mayoría de la población cobra sus salarios en pesos cubanos.

A ello, se suman factores como el impago a sus acreedores internacionales, mientras el Gobierno acusa a Estados Unidos de haber aprovechado la pandemia para aumentar la presión económica y financiera.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Según el Gobierno cubano, esa estrategia de EE.UU. provocó al país en el último año pérdidas récord de 9.157 millones de dólares, la cifra más alta denunciada desde que se impusieron las sanciones estadounidenses hace casi seis décadas.