EFE.-  La economía estadounidense experimentó un crecimiento intertrimestral del 0,6 % en el tercer trimestre, lo que colocó el aumento interanual del Producto Interior Bruto (PIB) en el 2,3 %, según la Oficina de Análisis Económico (BEA, en sus siglas en inglés).

En su tercer y último cálculo de la actividad económica el Gobierno elevó una décima el crecimiento intertrimestral y añadió dos décimas al aumento interanual del PIB.

Las cifras interanuales están lejos del crecimiento del PIB en el segundo trimestre del año, que fue del 6,7 %, y muestran la fuerte desaceleración sufrida en Estados Unidos, como en buena parte del mundo, entre julio y septiembre.

Los datos muestran, asimismo, el impacto que tuvo la llegada de la variante delta en la pandemia de coronavirus, el final de los programas de estímulo económico iniciados por el Gobierno en marzo de 2020 y los problemas en las cadenas de suministros.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El gasto de los consumidores, que en EE.UU. equivale a casi dos tercios del PIB, creció apenas un 2 % en el tercer trimestre -un ajuste de 2 décimas sobre el cálculo anterior-, muy por debajo del incremento del 12 % entre abril y junio.

Además del ajuste al alza en el gasto de los consumidores, otro factor del crecimiento fue el aumento en las inversiones que las empresas hicieron para aumentar sus existencias en un momento marcado por los problemas en la cadena se suministro.

La mejora en el gasto de los hogares vino sobre todo por un aumento del gasto en entretenimiento y de los relacionados con el transporte, como por ejemplo los servicios de mantenimiento de vehículos, añadió la BEA.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook