Reuters.- Los reguladores de seguridad automotriz de Estados Unidos dijeron el miércoles que han abierto una investigación formal de seguridad en 580.000 vehículos Tesla vendidos desde 2017 por la decisión del fabricante de automóviles de permitir juegos en la pantalla táctil central delantera.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) dijo que su evaluación preliminar abarca varios vehículos Tesla Model 3, S, X e Y de 2017 a 2022. Esta funcionalidad, denominada “Passenger Play”, “puede distraer al conductor y aumentar el riesgo de choque”, indicó la agencia.

La NHTSA dijo que “confirmó que esta capacidad está disponible desde diciembre de 2020 en los vehículos Tesla equipados con ‘Passenger Play'”. Antes, la función de juego “estaba habilitada solo cuando el vehículo estaba aparcado”.

La NHTSA afirmó que “evaluará aspectos de la característica, incluyendo la frecuencia y los escenarios de uso del ‘Passenger Play’ de Tesla”. La compañía no realizó comentarios de forma inmediata.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Más temprano en el mes, The New York Times destacó la función de juego, lo que llevó a la NHTSA a decir que estaba en conversaciones con Tesla al respecto.

La agencia destacó a principios de mes que las distracciones al volante representan un número significativo de muertes en las carreteras de Estados Unidos: 3.142 solo en 2019. Los defensores de la seguridad han dicho que las cifras oficiales subestiman el problema porque no todos los conductores involucrados en accidentes admiten posteriormente que estaban distraídos.

El Times dijo que la actualización de Tesla agregó tres juegos -el solitario, un avión de combate y un escenario de estrategia de conquista- y dijo que los vehículos tienen advertencias que dicen: “Jugar mientras el auto está en movimiento es sólo para los pasajeros”.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El periódico dijo que la función de juego pide confirmación de que el jugador es un pasajero, aunque un conductor podría seguir jugando simplemente pulsando un botón.