El despido de 900 colaboradores  de una empresa estadounidense a través de una llamada de Zoom le dio la vuelta al mundo y abrió paso a la discusión de si esto podría ocurrir en cualquier otro país.

A principios de diciembre,  Vishal Garg, CEO de  la empresa Better.com anunció a través de la plataforma digital a 900 trabajadores que su empleo en la compañía terminaba de manera inmediata, y marcó un hecho sin precedentes en el ámbito laboral.

El objetivo de Better.com dedicada a ofrece hipotecas y que planea salir a bolsa en mayo, es que con un balance fuerte  y una “fuerza de trabajo reducida y enfocada” puedan  “desplegar una ofensiva para entrar  al mercado de viviendas”, de acuerdo con su  CFO, Kevin Ryan.

El despido masivo a través de plataformas digitales se convirtió en un precedente para otras compañías, a pesar de que el CEO de Better.com admitió días después que no fue la forma correcta de realizar el recorte.

De acuerdo con Laura Navarrete, Gerente Sénior de la firma de EY Law, especialista en derecho laboral, en Costa Rica pueden ocurrir despidos a través de plataformas digitales de forma legal, pues en el país existe lo que se denomina “libre despido”.

Lo anterior quiere decir que los patronos no tienen que justificar la terminación laboral por una falta cometida por el trabajador, pueden fundamentarla simple y sencillamente en su mera voluntad patronal con base en el artículo 85 inciso D del Código de Trabajo.

También puede leer El mercado laboral está paralizado por desigual distribución de vacunas: OIT

“En este tipo de circunstancias en las que la terminación se da con responsabilidad patronal, la legislación no exige que el patrono entregue una carta de despido en físico, sino que perfectamente puede efectuar la comunicación ya sea verbalmente o, incluso, por alguna plataforma virtual como es Zoom o Microsoft Teams”, explicó Navarrete.

De acuerdo con la especialista de la  firma de consultoría,  lo que sí se recomienda es que el patrono tenga algún tipo de constancia que respalde que efectuó el despido y que la comunicación fue recibida por el trabajador.

“Si el despido se da por medio de una plataforma digital, lo ideal es que la llamada quede grabada o bien que se haga por medio de dos personas para que una de ellas funja como testigo”, menciona la Laura Navarrete.

También menciona que si se va a enviar una carta de despido por algún mecanismo virtual, el patrono se asegure de tener alguna forma de garantizar que ésta fue recibida por el trabajador.

Pero si el despido se da sin responsabilidad patronal, es decir, porque el trabajador cometió alguna falta que así lo amerita, entonces es indispensable que esa carta de despido sin responsabilidad, sí se entregue en persona porque así lo exige el artículo 35 del Código de Trabajo.

También puede leer Japón propone semana laboral de cuatro días para evitar estrés e impulsar la economía