EFE.- Las autoridades sanitarias de Guatemala enviaron este lunes pruebas positivas de la covid-19 a Panamá con la finalidad de detectar si la población ya se ha contagiado de la variante omicrón.

De acuerdo con César Conde, jefe del Laboratorio Nacional de Salud, fueron enviadas un total de 90 pruebas positivas del SARS-CoV-2 a Panamá para establecer si la nueva variante tiene presencia en Guatemala.

El funcionario comentó a una emisora local que los resultados de esas pruebas se esperan en un plazo de 15 días.

El país que preside Alejandro Giammattei no cuenta con la tecnología necesaria para detectar la variante, por lo que envía las pruebas a otras naciones, tal y como sucedió también con la variante delta.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Las autoridades sanitarias temen que omicrón esté en Guatemala debido al constante ingreso de viajeros, pero recientemente el Ministerio de Salud envió a un laboratorio de Costa Rica un total de 95 pruebas y en ninguna se detectó dicha variante.

Como parte de las medidas de bioseguridad, Guatemala exige a los viajeros que visitan la nación centroamericana por las fiestas de fin de año el esquema de vacunación completa y una prueba negativa de la covid-19. Anteriormente no era necesario el test.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Según la actualización de la pandemia en Guatemala, el virus ha provocado la muerte de 16.098 personas, mientras que 625.257 se han contagiado de la enfermedad. Ambas son las cifras más altas de Centroamérica.

Los últimos datos de la cartera sanitaria señalan que existen 1.208 casos activos de coronavirus.

Los casos de la covid-19 han descendido en los últimos meses, aunque debido a las fiestas de Navidad y Año Nuevo, el Ministerio de Salud no descarta que aumenten los contagios.

Hasta ahora, de los 340 municipios en los que se divide geográficamente Guatemala, 13 se encuentran en alerta roja (máxima) por el coronavirus, 34 en naranja y 293 en amarilla. 

LEER: Muertes por desnutrición aguda se duplican en Guatemala durante 2021