Desde este 1 de enero de 2022, los hombres de 46 años o más y las mujeres de los 41 años en adelante podrán solicitar un anticipo de hasta 25 % del saldo de su cuenta individual en su respectiva Administradora de Fondo de Pensión (AFP) en El Salvador.

Desde 2017, la reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) establecía la posibilidad de que los cotizantes pudieran acceder voluntariamente a un anticipo del saldo de sus ahorros individuales para pensiones.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Se comenzó a dar el beneficio en noviembre de 2017, cuando entró en vigor el Decreto Legislativo 787, que establecía la posibilidad de que los cotizantes pudieran acceder a un anticipo de hasta un 25 % del saldo de sus ahorros.

Específicamente en el artículo 79 del Decreto 787 estableció una entrada en vigor gradual de la figura del anticipo, en la cual, año con año, se agregaban más personas afiliadas para que pudieran solicitar su anticipo de saldo.

En la experiencia de AFP Crecer, en promedio mensual, en 2020 se recibieron 937 solicitudes de anticipos y este año el promedio mensual ha sido de 2,580. Eso implica que se ha multiplicado por 2.7 veces la demanda. El año 2020, la gente retiraba en promedio $6,170 y esa cifra se mantiene casi igual.

Los afiliados tienen la opción de devolverlo a la cuenta o extender su tiempo de cotización para lograr, mediante la capitalización, acumular de nuevo los recursos requeridos. AFP explica que el anticipo deberá ser reintegrado junto con la rentabilidad dejada de percibir en cualquier momento. Dichos reintegros serán acreditados a la cuenta individual.

Actualmente, las edades requeridas para solicitar el anticipo de saldo son de tener 10 años cotizados y 50 años o más en hombre y 45 años o más en mujeres; en el año 2023 serán los hombres de 42 años en adelante y las mujeres de cualquier edad; y en el año 2024 serán cotizantes de cualquier edad, siempre cumpliendo con el número de años cotizados.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

El adelanto de la pensión es una especie de préstamo que las personas se hacen así mismas y, como todo préstamo debe de reintegrarse a la cuenta; pero Si el afiliado no lo reintegra no podrá traspasarse a otra AFP hasta haberlo reintegrado.

Así, por ejemplo, una persona que reintegra menos del 20 % del anticipo de saldo deberá seguir trabajando unos cinco años más, pero una persona que logre devolver entre el 80% a 100 % del dinero adelantado, solamente deberá atrasar un año su jubilación.

Aquellos afiliados que ya hayan cumplido con la edad legal y que no hayan solicitado el beneficio de vejez correspondiente, también podrán acceder al anticipo, con las mismas condiciones descritas anteriormente.

Datos de la Superintendencia del Sistema Financiero revelan que, a septiembre, en el país hay 3.5 millones de personas afiliadas al SAP, de los cuales, 767,528 son cotizantes efectivos.

LEER: EEUU cambia algunas recomendaciones y se plantea otras medidas con ómicron