EFE.- Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) rebajaron este martes la tasa de prevalencia de la variante del coronavirus ómicron en el país con respecto a otras como la delta.

En datos actualizados en su página web este martes, los CDC apuntan que en la semana del 19 al 25 de diciembre los contagios por ómicron supusieron el 58,6 por ciento, pero recortaron la estimación de la semana anterior, en la que ahora señalan que ómicron fue responsable del 22,5 por ciento de las nuevas infecciones.

Hace unos días, los propios CDC habían situado el porcentaje de prevalencia de ómicron en la semana del 12 al 18 de diciembre en el 73,2 %, por lo que corrigieron en más de cincuenta puntos esta estimación.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Esa semana, con los datos actualizados, el 77 % de los contagios restantes fueron infecciones causadas por la variante delta, y únicamente un 0,5 % resultaron de variantes distintas a ómicron y delta.

En cualquier caso la tendencia es al alza y comprueba que ómicron está ganando cada vez más terreno como lo muestra la semana posterior -19 al 25 de diciembre-, al llegar a ser el 58,6 % de las infecciones, frente al 41,1 % de delta.

Cabe mencionar que los datos correspondientes a esta última semana son todavía muy recientes y por tanto susceptibles también de ser revisados en los próximos días como ocurrió en el caso de la semana de mediados de diciembre.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Los contagios por covid-19 en Estados Unidos se han acelerado y aumentaron un 66 % en la última semana, en la que se registró, además, un incremento de las muertes por la pandemia de un 18 %.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins publicados por la cadena CNN, en los últimos 7 días se registró una media de 237.061 casos nuevos, lo que supone un aumento del 66 por ciento con respecto a la semana anterior.

Las muertes, 1.453 de media semanal, superaron en un 18 por ciento las de los 7 días anteriores. 

LEER: El petróleo de Texas cierra con una subida del 0,5 %, hasta 75,98 dólares