A poco más de tres meses de ser una moneda de curso legal en El Salvador, primer país en del mundo en darle ese rango, el bitcoin sigue siendo presa de filias y fobias. En noviembre, el presidente salvadoreño Nayib Bukele anunció la conformación de lo que llamó Bitcoin City, una ciudad alrededor de un volcán, del que obtendría energía geotérmica, con zonas residenciales, centros comerciales, restaurantes y un puerto, donde sólo se cobraría el IVA a inversionistas y todas las transacciones se realizarían con bitcoin.

También anunció que el gobierno prepara una emisión de bonos en bitcoin para financiar ese proyecto en Conchagua, cuyo diseño ha realizado el arquitecto mexicano Fernando Romero. Bukele también aprovechó una baja en la moneda a finales de noviembre para hacerse de 100 bitcoins,  sin olvidar que a penas el 21 de diciembre compró 21 unidades más, con lo que se calcula que ya acumula 1,391 bitcoins.

En el balance trimestral se debe contar que en octubre, quienes recibieron su Chivo Wallet con un porcentaje de bitcoin incrementaron sus ganancias en 39.90% debido a la fortaleza de la criptomoneda, luego de que arrancara su fondo de inversión a futuro (ProShares Bitcoin Strategy ETF) en el mercado de Nueva York.

Para Eloisa Cadenas, especialista en criptoactivos y fundadora de Firma Consultora Cryptofintech, que asesora a empresas en estos temas, hay varios puntos destacables en el balance.

“Derivado de los nuevos máximos históricos, que estaban en 66,000 dólares  [al 21 de octubre], hubo una ganancia importante. Por ejemplo, el presidente [Nayib Bukele], que compró 400 bitcoins, ya obtuvo en un mes 40% de ganancia”, comenta.

En tanto, el fideicomiso que garantiza la liquidez en la transacción de cambio del bitcoin (Fidebitcoin), reportó un excedente de 4 millones de dólares “sólo por una cuestión de mercado”.

La experta refiere otro tanto anotado en este tema a favor de El Salvador, cuyo gobierno decidió hacer minería de bitcoin con fuentes renovables, como es la energía geotérmica.

También puede leer El Salvador entra a los tres meses del uso del bitcóin como moneda de pago

Aunque El Salvador es un país con alto potencial en ese recurso, la realidad es que “es ampliamente infrautilizado”, señala la Evaluación del estado de preparación de las energías renovables: El Salvador, de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

Por ahora, El Salvador cuenta con dos plantas de energía geotérmica (Ahuachapán y Berlín) con una capacidad instalada de 20.4 MW y una producción equivalente a 21.8% de energía eléctrica, según LaGeo, firma estatal que administra el recurso  y que busca desarrollar otros dos campos: San Vicente y Chinameca.

Eloisa Cadenas recuerda que la minería de criptoactivos es señalada por su alto consumo de energía. Refiere el exilio de los mineros de China, país en el que está prohibido realizar esa actividad, por lo que han migrado a Canadá, la India y El Salvador, este último país “está teniendo esa apertura para que los negocios basados en bitcoin se desarrollen sin sentir que te están persiguiendo”.

Para la experta con todo lo cuestionable alrededor de la adopción del bitcoin en El Salvador, algo innegable es que este hecho ha puesto en el debate público la adopción de estos mecanismos en toda la región, abriendo la oportunidad a un tema de mayor profundidad: la educación financiera en América Latina, lo que es un gran avance para la región, y coloca a El Salvador con ventaja.

También puede leer Autoridades costarricenses impulsan proyecto de ley para proteger al usuario de criptoactivos, como el bitcóin