Investigadores del colegio de medicina de la Universidad de Arizona y Tucson encontraron que el lisado bacteriano OM-85 bloquea la infección por SARS-CoV-2 al disminuir la capacidad del coronavirus para unirse al receptor ACE2 de la superficie de las células pulmonares y así previene e inhibe el Covid-19.

Novedades BLM

La combinación de extractos de bacteria denominados OM-85 utilizados en Europa desde una gran cantidad de años y actualmente suministrado en primera instancia por médicos italianos para tratar infecciones respiratorias, puede ofrecer una nueva forma de prevenir o reducir la infección por SARS-CoV -2, o coronavirus, el virus que causa el Covid-19.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Publicado recientemente en el Journal of Allergy and Clinical Immunologyel estudio revela que la combinación específica de extractos bacterianos conocida como OM-85 inhibe la infección por SARS-CoV-2 al reducir la capacidad del virus para adherirse a las células pulmonares.

En este sentido, vale decir que el OM-85 es un lisado bacteriano, o una combinación de moléculas extraídas de las paredes celulares de las bacterias, comercializado fuera de los Estados Unidos bajo la marca Broncho-Vaxom (que se vende en México en aproximadamente 700 pesos) como tratamiento preventivo para las infecciones de las vías respiratorias superiores en niños y adultos.

De acuerdo a la autora principal del estudio, también publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la profesora de medicina celular y molecular en la Facultad de Medicina de Arizona-Tucson y de genética en el Instituto BIO5, Donata Vercelli, “las estrategias actuales de prevención de infecciones se basan en vacunas que hacen que nuestro sistema inmunológico responda principalmente produciendo anticuerpos.

“Los anticuerpos se adhieren a una parte específica del virus que actúa como la llave y evitan que pueda adherirse al receptor de la célula pulmonar, que es como un candado en el exterior de la célula pulmonar.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“Este estudio es único porque es la primera vez que los investigadores apuntan al receptor, el candado, con un extracto bacteriano y demuestran que protege contra la infección con virus vivos. Básicamente, estamos quitando el candado de la pared celular para que no haya nada a lo que pueda adherirse la llave del virus”, explicó.

Cuando comenzó la pandemia, la doctora Vercelli, y el profesor Vadim Pivniouk, educador asociado de la Facultad de Medicina y el Departamento de Medicina Celular y Molecular de Tucson, y otros miembros del equipo de investigación recurrieron a los datos que recopilaron en un estudio de prevención del asma para determinar si el tratamiento con OM-85 afectó al receptor ACE2 y a la enzima involucrada en Covid-19.

Así fue que Vercelli junto a Janko Nikolich-Zugich, miembro de BIO5, y Jennifer Uhrlaub, científica investigadora asociada, y descubrieron que el pretratamiento de las células con OM-85 impede la infección por SARS-CoV-2.

El mecanismo por el cual OM-85 previene la infección viral es diferente al de las vacunas o tratamientos con anticuerpos, que se enfocan en una proteína viral, revela la investigación.

El estudio indica que al apuntar al receptor, OM-85 puede cerrar la puerta que permite que el coronavirus infecte las células, lo que podría hacerlo efectivo contra cualquier variante que infecte a través del receptor ACE2.

“Nuestro sistema inmunológico innato ha evolucionado bajo presiones ambientales como las bacterias, pero nuestro estilo de vida actual a menudo no nos da la oportunidad de desarrollar esta inmunidad protectora”, dijo Vercelli.

“La idea es usar lisado bacteriano para entrenar nuestro sistema inmunológico para que nos proteja de los virus, de la misma manera que aquellos que están expuestos regularmente a animales de granja están protegidos contra una multitud de bacterias y otros microbios”, dice Vercelli.

Finalmente, vale decir que la investigación fue apoyada en parte por OM Pharma SA, BIO5 y por el Instituto Nacional de Salud Ambiental de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

LEER: Docentes están dispuestos a retornar a aulas en Honduras pero con condiciones