Reuters.- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomendaron el martes acortar el intervalo entre la segunda dosis de la vacuna para el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y la dosis de refuerzo de seis a cinco meses.

La medida se produce después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos decidiera el lunes reducir el intervalo de la dosis de refuerzo y autorizar el uso de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech para niños de 12 a 15 años.

Leer también: Estados Unidos superó el lunes el millón de nuevos casos de covid-19

Los CDC también han recomendado que los niños moderada o gravemente inmunodeprimidos de entre 5 y 11 años reciban una dosis adicional de la vacuna 28 días después de su segunda inyección.

La vacuna de Pfizer-BioNTech, autorizada por la FDA a finales de octubre del año pasado, es la única disponible para los niños de cinco a 11 años en Estados Unidos.

Los CDC no han cambiado la recomendación del intervalo de refuerzo para las personas que han recibido la vacuna de Johnson & Johnson o la de Moderna, que sigue siendo de dos y seis meses respectivamente.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook