EFE.- El fabricante estadounidense Intel presentó este martes 28 nuevos modelos de procesadores de arquitectura híbrida -que priorizan tanto eficiencia como potencia- de duodécima generación, equipados cada uno con 14 núcleos.

En una rueda de prensa previa al inicio de la feria de electrónica de consumo CES -que empezará el miércoles con un formato mixto virtual y presencial por la pandemia-, el vicepresidente ejecutivo de Intel, Gregory Bryant, mostró al público los nuevos microprocesadores.

“Con la introducción de los procesadores móviles de duodécima generación, abrimos la puerta a nuevas experiencias y fijamos el estándar de potencia con el mayor procesador jamás desarrollado para una computadora”, indicó Bryant.

Según la empresa de Santa Clara (California, EE.UU.), los nuevos chips son un 40% más rápidos que los de la generación anterior y son lo suficientemente adaptables como para crear computadoras que se ajusten a las necesidades propias de cada consumidor, desde aquellos que las quieran para jugar hasta aquellos que las usen para trabajar.

Leer también: El Salvador alista leyes para lanzar primera emisión de bonos bitcóin

De los 14 núcleos que tienen los chips de duodécima generación, 8 son núcleos E, centrados en la obtención de eficiencia, y los otros 6 son núcleos P, cuyo principal objetivo es aumentar la potencia.

El anuncio de Intel se produce después de un año, 2021, marcado por la escasez de microchips a nivel mundial, derivada tanto de un aumento de la demanda como del cuello de botella generado en la cadena de suministros y otros problemas de producción a causa de la pandemia de covid-19.

La falta de chips ha tenido serias consecuencias para la industria y la economía mundial, ya que ha generado problemas y retrasos en la producción de bienes tan diversos como computadoras, teléfonos, automóviles y todo tipo de electrodomésticos inteligentes. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook