El sol puede proporcionar energía suficiente para dar electricidad a todo el planeta. Pero no puede hacerlo directamente. Los paneles solares son el intermediario que hace que la luz solar nos sirva de energía.

Su diseño es simple, muy eficaz y permite el autoconsumo, lo que fomenta la sostenibilidad. En un futuro próximo, los paneles generarán electricidad incluso de noche. Un panel solar aprovecha la energía del sol para generar calor o electricidad.

Ranking de países con mayor capacidad de energía solar en 2021

Según la Agencia Internacional de las Energías Renovables IRENA, China es líder en instalaciones solares con más del 35% de la capacidad mundial y le sigue EE. UU. con el 10.6%.

De acuerdo con un artículo publicado en el portal VisualCapitalist, el mundo está adoptando la energía renovable a un ritmo sin precedentes, y la energía solar es la fuente de energía que abre el camino.

Según las cifras del portal, a pesar de una caída del 4,5% en la demanda mundial de energía en 2020, las tecnologías de energía renovable mostraron un progreso prometedor. A pesar de que el crecimiento de las energías renovables fue fuerte en todas las fuentes, la energía solar lideró desde el frente con 127 gigavatios instalados en 2020, su mayor expansión de capacidad anual.

Revela la IRENA, desde América hasta Oceanía, los países de prácticamente todos los continentes (excepto la Antártida) agregaron más energía solar a su matriz el 2020. El top 10 de la capacidad de energía solar en 2021 a nivel global es: China, Estados Unidos, Japón, Alemania, India, Italia, Australia, Vietnam, Corea del Sur y España.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

China el número 1

En 2020, el presidente Xi Jinping declaró que China aspira a ser neutra en carbono para 2060 y que el país está tomando medidas para lograrlo.

Según las bases de datos analizadas, China es líder en la industria solar y parece haber descifrado el código de toda la cadena de suministro solar. En 2019, las empresas chinas produjeron el 66% del polisilicio del mundo, el componente inicial de los paneles fotovoltaicos (PV) basados en silicio. Además, más de las tres cuartas partes de las células solares procedían de China, junto con el 72 % de los paneles fotovoltaicos del mundo.

5 de los 10 parques solares más grandes del mundo están en China y según los autores, es probable que continúe construyendo más a medida que pasa a la neutralidad de carbono.

Países que lideran las energías renovables en América Latina

McKinsey destaca en el informe ‘Beyond the supercycle: How technology is reshaping resources’ que las energías solar y eólica podrían crecer un 36% hasta el año 2035 y abaratarse convirtiéndose en energías más económicas que las fósiles.

En el año 2015 Estados Unidos yChina marcaron un récord en la generación de gigavatios de energía solar. Ese mismo año los inversores destinaron 161.000 millones de dólares de capital en energía solar.

Desde el año 2009 la construcción de plantas solares se ha abaratado más de un 70% a nivel mundial. Esto, sumado a ciertas medidas regulatorias favorables al desarrollo de plantas solares, ha endurecido la competencia en el sector.  

Datos del BID Invest menciona que los caminos hacia la bancabilidad de la energía solar de cuatro países de América Latina y el Caribe pueden proporcionar lecciones para la región y el resto de los países:

  • En Chile, el mercado ha experimentado un crecimiento significativo. Desde la proclamación de la Ley de Energías Renovables No Convencionales de 2008, la capacidad solar instalada ha aumentado de casi cero en 2008, a más de 1.6 gigavatios en marzo de 2017.  Así, los precios que se pagan hoy a los proyectos solares son tan competitivos como los de otras fuentes tradicionales de energía.

La calidad del recurso solar, la estabilidad regulatoria y la disponibilidad de los Contratos de Compraventa de Energía (CCEs) con las empresas privadas de distribución reconocidas por la Comisión Nacional de Energía (CNE) de Chile son la base para que la energía solar en Chile sea bancable, y el financiamiento está disponible para bancos comerciales, locales e internacionales.

  • Al igual que Chile, México tiene un marco regulatorio revisado para promover la energía renovable. El carácter no probado de la nueva regulación mexicana no ha limitado la bancabilidad de los proyectos solares, a través de CCEs con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o con empresas privadas solventes. Muchos proyectos están siendo financiados por bancos locales.

El desafío principal para los desarrolladores solares ha sido la competitividad del mercado, lo que permite rendimientos muy bajos, que dependen del acceso a financiación de largo plazo (hasta 20 años).

  • Las licitaciones en Brasil de energía promovidas por la Agencia Brasileña de Regulación de la Electricidad (ANEEL, en portugués) han estimulado con éxito el desarrollo de la energía eólica, pero la energía solar ha despegado con menos rapidez.

El riesgo político, económico y regulatorio ha frenado su crecimiento. Además, debido a los recientes problemas económicos de Brasil, el financiamiento tradicional a largo plazo de los bancos comerciales no está disponible a tasas que hagan viable los proyectos.

  • La situación en Argentina es como Brasil, en lo que respecta a las licitaciones que promueven las energías renovables. Las rondas 1.0 y 1.5 del programa argentino de licitaciones RenovAR atrajeron gran atención y participación de los desarrolladores. Un total de 916 megavatios de energía solar se han concedido al 2020.

Sin embargo, los bancos comerciales han sido menos entusiastas, debido a las preocupaciones sobre el riesgo político y ciertos aspectos de la PPA RenovAR, pese a la disponibilidad de una garantía del Banco Mundial para respaldar parcialmente el pago.

La expansión hacia mercados jóvenes es clave, por eso BID Invest lanzó el primer proyecto solar en El Salvador y continúa explorando otros mercados para promover la energía sostenible y asequible en América Latina y el Caribe.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica