EFE.- El Gobierno de Guatemala coordinó este martes el retorno al diálogo entre dos poblados del oeste del país enfrentados históricamente por una disputa territorial que ha dejado 15 personas asesinadas en los últimos dos meses, entre ellos dos policías.

La mesa de diálogo entre ambos poblados fue retomada con la presencia del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, acompañado de varios de sus ministros, según confirmó el mismo Gobierno.

Los municipios enfrentados son Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, ambos ubicados en el departamento de Sololá, unos 150 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

El diálogo contó con autoridades de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán en un escenario neutro, específicamente en el municipio de Santa Lucía Utalán, siempre en el departamento de Sololá, con Giammattei como mediador.

Los enfrentamientos en la región han dejado 15 muertos en los últimos dos meses, entre ellos dos policías y varias mujeres y niños.

El pasado 17 de diciembre, un policía fue asesinado en Nahualá junto a un campesino y el 18 de diciembre las fuerzas de seguridad encontraron los cuerpos de 12 personas masacradas a tiros.

La matanza, aún no aclarada y por la cual ya se detuvo a tres personas, provocó que Giammattei decretara un estado de sitio el 20 de diciembre en ambos municipios, una medida que limita garantías constitucionales según la Ley de Orden Público y Estados de Excepción.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

De igual forma, el 7 de enero fueron atacados con armas de fuego nueve policías cuando realizaban un operativo en Nahualá. En el atentado murió el inspector de la Policía Nacional Civil Mauricio Canahuí.

El Gobierno de Giammattei intentó desde 2020 buscar soluciones pacíficas al enfrentamiento entre ambos municipios y para ello nombró a su vicepresidente, Guillermo Castillo, para comandar una comisión al respecto.

Sin embargo, ni Castillo ni otros funcionarios de la Administración de Giammattei han podido imponer un fin a la disputa territorial.

El mandatario ya había ordenado en mayo de 2021 otro estado de sitio por enfrentamientos entre ambos municipios, una medida también implementada sin éxito por otros gobernantes en el pasado para resolver la disputa. 

LEER: Cepal busca 4,400 millones de dólares para plan en México y Centroamérica