Reuters– Las hospitalizaciones por COVID-19 en Estados Unidos han aumentado en aproximadamente un 33% y las muertes subieron aproximadamente un 40% con respecto a la semana anterior, dijo el miércoles la jefa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La directora de los CDC, Rochelle Walensky, dijo en una llamada a los medios que se espera que los casos de COVID-19 en Estados Unidos, impulsados por la variante ómicron de rápida propagación, alcancen su punto máximo en las próximas semanas.

“La magnitud de este aumento está relacionada en gran medida con la variante ómicron, que ahora representa alrededor del 90% de los casos de COVID-19 en el país”, dijo a periodistas.

Leer también: Ómicron es menos grave que delta, pero sigue siendo peligroso para los no vacunados, según OMS

Las hospitalizaciones han ido en aumento desde fines de diciembre, ya que ómicron superó a la variante delta como la versión dominante del coronavirus en Estados Unidos, aunque los expertos dicen que ómicron probablemente resultará menos letal que las variantes anteriores.

El reciente aumento en las muertes por COVID es probablemente un efecto rezagado de la variante delta, que estaba aumentando antes de que ómicron se estableciera en Estados Unidos en diciembre, dijo Walensky.

“Es posible que veamos muertes de ómicron, pero sospecho que las muertes que estamos viendo ahora todavía son de delta”, dijo Walensky, y agregó que llevará tiempo comprender cómo ómicron afecta los totales de muertes por coronavirus. 

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook